Memòria Repressió Franquista

Memòria Repressió Franquista. Blog d'en Jordi Grau i Gatell d'informació sobre les atrocitats del Franquisme..... "Las voces y las imágenes del pasado se unen con las del presente para impedir el olvido. Pero estas voces e imágenes también sirven para recordar la cobardía de los que nada hicieron cuando se cometieron crímenes atroces, los que permitieron la impunidad de los culpables y los que, ahora, continúan indiferentes ante el desamparo de las víctimas" (Baltasar Garzón).

  • Una exhumación puede llegar a desvelar una trama franquista de desaparecidos
    par noreply@blogger.com (Jordi Grau) le 21 septembre 2018 à 16:57

    https://www.cope.es/actualidad/sociedad/noticias/una-exhumacion-puede-llegar-desvelar-una-trama-franquista-desaparecidos-20180919_260510El Grupo para la Recuperación de la Memoria Histórica impulsa en Valencia la exhumación del represaliado castellanomanchego Mariano Vicente Vicente, localizado en una fosa común de esa ciudad y que podría ser el primero que se investiga como víctima de una supuesta trama de desaparición de personas en la posguerra y el franquismo.Agencia EFETiempo de lectura: 3' 19 sep 2018 - 16:23 Actualizado 16:24El Grupo para la Recuperación de la Memoria Histórica impulsa en Valencia la exhumación del represaliado castellanomanchego Mariano Vicente Vicente, localizado en una fosa común de esa ciudad y que podría ser el primero que se investiga como víctima de una supuesta trama de desaparición de personas en la posguerra y el franquismo.Así lo ha puesto de manifiesto a EFE el portavoz del GRMH en la Comunitat Valenciana, Matías Alonso, que ha explicado que lo que hace "especial" del caso de este alguacil socialista de Val de San García, una pedanía alcarreña de Cifuentes, es que no era un fusilado sino que la hipótesis es que se podría estar "ante una trama de desaparición de personas".Alonso, junto a la sobrina nieta de Mariano, Asunción Vicente, y su marido, Juan José Plaza, se ha reunido este miércoles con el delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Fulgencio, para exponer su caso y pedir ayuda y colaboración para tramitar la exhumación de su familiar, que estuvo en una prisión de Zaragoza antes de morir en Valencia.Mariano Vicente fue detenido en abril de 1939, tras el final de la Guerra Civil, lo que hace suponer a Alonso que "era uno de los primeros objetivos porque simplemente era el alguacil del pueblo y socialista, y buscaban antes a los de la idea que a los del fusil".Fue condenado a seis años y un día de trabajos forzados y trasladado a la cárcel de Quintos (Zaragoza), donde supuestamente, según ha documentado la familia, quedó libre en julio de 1941 y enviado a Valencia a una dirección sin viviendas del Jardín Botánico.A los siete días, la policía lo encontró en la calle "en un estado lamentable", según ha explicado a EFE Asunción, y lo ingresaron en el Hospital provincial de Valencia, donde falleció el 20 de diciembre, según el certificado de defunción del centro hospitalario, por una enfermedad en la cadera, y según el del cementerio, "por desnutrición extrema"."Nos extraña que nunca comunicara la buena noticia de que lo habían puesto en libertad y lo habían mandado a Valencia porque no le dejaban acercarse al pueblo", ha apuntado su sobrina nieta, quien cree que fue torturado y lo vieron tan mal que lo mandaron a Valencia "a morir".Mariano Vicente pedía a la familia alpargatas, jabón o mantas pero tras ser excarcelado a la familia "nunca" le llegó información de su liberación y él "nunca más escribió cartas", y ha señalado que no consta que él pidiera la libertad condicional como sucedía habitualmente."La familia se enteró porque al no presentarse en la cárcel de Valencia, la Guardia Civil fue a su casa del pueblo a preguntar por él", ha añadido, antes de recordar que su abuelo contrató un abogado para buscarlo e incluso puso un anuncio en RNE por desaparecido.Según Alonso, "junto con Mariano esos días ingresaron treinta iguales" y su "hipótesis no es que lo recogieron en la calle sino que lo trajeron directamente", y se ha preguntado si en un hospital "puede haber una persona cinco meses ingresada, que no escriba una sola carta y que muera de hambre"."Son demasiadas cosas que no casan. Habría que investigar cuántos marianos vicentes más hay en España", ha instado para explicar que su cuerpo está "perfectamente localizado en el cementerio de Valencia, en la sección décima, una de las seis fosas comunes que se intentó destruir", donde fue enterrado el día de Nochebuena de 1941 "muerto por hambre".La familia ha visitado hoy la fosa donde está su familiar, en la que no había ninguna señal de que allí hubiera nadie enterrado y que ahora luce, sobre una piedra, una placa en su memoria. […]

  • Arqueología de la Guerra Civil.
    par noreply@blogger.com (Jordi Grau) le 21 septembre 2018 à 14:38

    http://guerraenlauniversidad.blogspot.com/viernes, 21 de septiembre de 2018Súbeme la radio, el parte es mi canciónAntenas de RNE en Arganda del ReyLas marquesinas de las calles de Madrid están repletas de carteles promocionales de una serie de éxito: Las chicas del cable. Uno de los responsables de arte de la serie, Miguel, es un asiduo al ciclo de conferencias y de visitas guiadas que hacemos en Rivas-Vaciamadrid. Incluso ha participado de voluntario en las excavaciones. Según nos comenta, le hace tremenda ilusión conocer de primera mano el pasado fosilizado en el lugar en el que vive. Esta producción televisiva nos cuenta los avatares de un grupo de mujeres que llegan a la capital en los años 20 para trabajar en el incipiente sector de las comunicaciones, en la única compañía telefónica del país. Los nuevos medios de comunicación emergen como una herramienta más para el desarrollo y modernización de la España que salía de la Restauración. La radio, en concreto, se convierte en un medio de difusión codiciado por los políticos que gobiernan el país.  Unión Radio y su revista Ondas, monopolizaban la radiodifusión en aquella época.Enseguida los sublevados echaron mano de la radio no solo como medio propagandístico, sino como una herramienta más para imponer a la población el nuevo status quo. Las alocuciones de Queipo de Llano desde Radio Sevilla, incitando a la violación de mujeres republicanas, son algunas de las páginas más negras de la historia reciente de nuestro país. Es curioso cómo este tipo de personajes sanguinarios se vinculan a los primeros momentos de formación de lo que será Radio Nacional de España. Así pues, Millán-Astray fue el primer responsable de esta entidad, que empezó a emitir desde el Palacio de Anaya de Salamanca el 10 de enero de 1937. De allí pasó a Burgos, en donde intelectuales fascistas formaban una suerte de think tank para poner a andar el Nuevo Estado, vinculados a la Oficina de Prensa y Propaganda. Uno de ellos era un paisano mío de la terra de Lemos, el falangista Luis Moure Mariño, en cuyas memorias podemos encontrar abundante información sobre esos comienzos bélicos de RNE. Las primeras emisiones fueron posibles  gracias a un aparato Telefunken, donado por la Alemania nazi. Aún hoy en día mucha gente llama el parte al telediario o a las noticias horarias de la radio. El parte (concepto militar, claro) se iniciaba a toque de cornetín y más adelante con la Generala, adaptación de una llamada  militar a reunión del siglo XV. Esta querencia por las marchas militares explica que cuando se da un golpe de estado reaccionario, desde el Ejército, siempre se interrumpen las emisiones para dar paso a música marcial. Todo un anticipo de lo que viene.Desde lo alto del macizo del Piul tenemos una soberbia panorámica de la zona de Arganda del Rey. Entre la llanada destacan, como cipreses metálicos, las antenas de lo que fue, durante décadas, el centro emisor de Radio Nacional de España, la zona cero de la radiodifusión en el franquismo y gran parte de la democracia. En la recta de la carretera de Chinchón, en la cuneta, se pueden ver sillas, supuestamente sin dueño, y al lado, depósitos de basura, con bebidas, condones, pañuelos y demás cultura material, restos de un área de actividad reciente vinculada a la prostitución. A ambos lados de la carretera, cercadas y con vigilancia 24 horas, se encuentran los edificios abandonados de RNE. Los primeros se construyeron en 1944 y el último (edificio principal y almacén de materiales) en 1954. El estilo arquitectónico se inscribe claramente en el monumentalismo fascista, aquel que seguía la consigna de Franco:Es necesario que las piedras que se levanten tengan la grandeza de los monumentos antiguos, que desafíen al tiempo y al olvido, y que constituyan lugar de meditación y de reposo en que las generaciones futuras rindan tributo de admiración a los que les legaron una España mejor.Franco supervisa el proyecto del Valle de los Caídos.Sobreimponer esta arquitectura sobre el paisaje de la batalla del Jarama fue un medio más para sancionar la Victoria y condenar al olvido a los vencidos. El autor de estos edificios para la onda corta fue Diego Méndez (1906-1987), arquitecto de la Casa Civil de Franco y Consejero de Arquitectura de Patrimonio Nacional. Él fue quien modeló el paisaje del nacionalcatolicismo, metiéndole mano al palacio del Pardo, los palacios reales de Aranjuez, Riofrío, La Zarzuela, los Alcázares de Sevilla... Pero sin duda, pasó a la historia por haber proyectado el Valle de los Caídos.En una entrevista a ABC el 21de julio de 1957 hablaba de la pesadilla que supuso para él diseñar una cruz de hormigón y cemento de más de 200.000 mil toneladas, con 150 metros de altura desde la base y 46 metros de longitud en sus brazos:Un día, de modo inesperado, mientras aguardaba que mis cinco chiquillos se vistieran para ir a misa, absorto, casi iluminado, casi instrumento pasivo, el lápiz en la mano con el que hacía arabescos en un papel, sin darme cuenta dibujé exactamente la Cruz tal y como está ahora en su material clavada en la elevación poderosa.Méndez reconoció que había ochenta condenados (sic) entre los 2.000  operarios del valle de los Caídos, que han jugado, día a día, con la muerte...  Y triunfado de ella.Sin palabras.Fotografía de Javier Marquerie.Referencia hemerográfica.Israel Viana. 2013. La "pesadilla" de construir la cruz del valle de los Caídos, ABC, 23-9-2013.Publicado por El Ayán en 11:29 No hay comentarios: Etiquetas: documentos, Historia, Madrid, Patrimonio, Posguerra, Ruinasjueves, 20 de septiembre de 2018Arquitectura OjoEn la visita guiada del pasado sábado conocimos a la arquitecta Susana Velasco, profesora en la Universidad Politécnica. Nos contó su trabajo registrando la arquitectura orgánica diseñada por cazadores franceses en árboles para observar, vigilar y disparar a palomas y otras aves. Una arquitectura en la que existe una simbiosis perfecta entre árbol y persona, con soluciones funcionales adaptadas a los gestos, posiciones y necesidades del cazador. Cuando nos lo contaba, no podíamos dejar de pensar en los brigadistas internacionales y los olivos del Jarama. A Susana le interesan estas arquitecturas de mediación entre el cuerpo y el paisaje, por eso ha dirigido su mirada no solo a las trincheras, sino a los y las que reexcavamos esas trincheras, amoldando nuestro cuerpo a las paredes talladas en el yeso:¿Qué nos lleva de vuelta a estos paisajes?Volvemos a estos campos de batalla. A un pasado que duele, y que todavía nos importa tanto. A las ruinas de un escenario gigantesco al aire libre, desmantelado después como una gran tramoya. Como un historiador, reconociendo los trazados sobre el territorio. Como un arqueólogo, buscando los fragmentos rotos y dispersos. Como un arquitecto, buscando las marcas del habitar y el construir. Reconectar con las fuerzas, gestos y redes que forman parapetos, refugios y zanjas, buscando la relación intensiva que, durante la guerra, fundió a cuerpos, arquitectura y territorio.Construcción y uso de trincheras. Dibujos de Susana Velasco.La posición republicana del Campillo es un buen ejemplo de este tipo de arquitectura. Como los cazadores franceses en los árboles, los soldados se integraban en un espacio diseñado para ver y no ser vistos, para camuflarse ante el peligro de los ataques aéreos enemigos. Con el frente estabilizado, durante dos años, se produjo algo así como una Guerra Fría entre los contendientes. Todos los recursos (y éstos iban aminorando con el paso del tiempo), se empleaban en la refortificación del paisaje, en el refuerzo y mantenimiento de todos estos dispositivos orientados, en gran medida, a la percepción y observación del enemigo. Las condiciones de visibilidad y visibilización de los lugares fueron una de las cuestiones clave estudiadas por la Arqueología del Paisaje. El arqueólogo Felipe Criado gusta de decir, en un alarde estructuralista, que todo lo visible es simbólico. Sí, pero aquí, todo lo visible también se puede abatir.Tronera excavada en la roca, al E del Campillo.Es una pasada comprobar cómo está estudiado el mínimo detalle dentro de esta escenografía. La aspillera del nido de ametralladora está orientada exactamente hacia el puente de Arganda, punto clave de la batalla del Jarama. Hacia el Este, dentro de la roca, se talló otro nido subterráneo, con una tronera que permite batir una amplia zona de la vega del Jarama. El observatorio, en la cumbre de un cantil meteorizado por la erosión, es una auténtica virguería.Excavando el empinado acceso al observatorio.En arqueología educamos la mirada para ver el paisaje. En la guerra pasa exactamente lo mismo. En los partes de operaciones, se recogen al detalle los movimientos del enemigo, pero también el esfuerzo de los mandos por formar buenos observadores.Obligaciones del centinela.Ejercicios con el visor.Simulacro consistente en dar las señales de alarma ante la presencia de Aviación enemiga.Educación y selección de observadores.Forma de instalar un observatorio y forma de colocarse para observar.Percepción de objetivos y designación de los mismos. Importancia de la observación.Forma de utilizar los distintos camuflajes y refugios para poder observar. Talud, cesta, etc.Inicio de excavación. Primero se construyó el observatorio, y tiempo después, en 1938, se talló la posición defensiva.La cuestión es que había soldados que ya tenían educada la mirada, desde niños. Cazadores, pastores, zahoríes, contrabandistas e incluso ganaderos trashumantes. En la batalla de Brunete, el éxito del avance de Líster (hasta que éste, inexplicablemente, ordenó parar) se debió en parte a la avanzadilla de exploradores, todos ellos pastores, muchos de ellos gallegos. Gente apegada al campo, mucho más eficaz que cualquier vuelo de observación. Como el francotirador ruso Vasili Grigoriévich Zaitsev, héroe de la batalla de Stalingrado, que aprendió a disparar con su abuelo en los Urales.Vista desde la aspillera del nido de ametralladora, con el puente de Arganda al fondo.Referencias bibliográficas.Criado Boado, F. 1993. Visibilidad y visibilización del registro arqueológico. Trabajos de Prehistoria, 50: 39-56.Velasco, S. 2017. A partir de fragmentos dispersos. Arquitecturas de mediación entre el cuerpo y el paisaje. Madrid: Ediciones asimétricas.Referencia documental.Archivo General Militar de Ávila. 1086, cap. 12.Publicado por El Ayán en 11:18 1 comentario: Etiquetas: documentos, Excavación, fortificaciones, Madrid, Rivas-Vaciamadrid, Ruinas, topografía, Trincherasmiércoles, 19 de septiembre de 2018Educación y DescansoPosición de El Campillo. La estructura cuadrada de la izquierda era estancia de descanso de la tropa.En los años finales del franquismo, mi abuelo materno, tamborilero, formó parte de un grupo folklórico llamado Os Agarimos. El cuarteto se integraba dentro del marco de las actividades que el Hogar de Educación y Descansoorganizaba en el barrio ferroviario de la estación de Monforte de Lemos. El régimen franquista puso a andar el Nuevo Estado inspirándose claramente en las instituciones fascistas italianas. Mussolini había creado algo parecido (Opera Nazionale Dopolavoro) para monitorizar y dirigir el tiempo de ocio de las clases populares, para domesticar a las masas obreras y convencerlas de la necesidad de tener hombres sanos, productivos, deportistas y soldados. Ellos eran la base del Imperio. Mi abuelo, que era un cachondo, siempre decía: Educación, poca, y descanso... ninguno. Eso de por el Imperio hacia Dios no iba con él. Era bajito y casi libra de la guerra, pero subieron unos centímetros la medida de corte, y lo movilizaron. Combatió en el frente del Segre. No soportaba ni a fascistas ni a carlistas. Al escarabajo rojo que fastidiaba las cosechas de patata le llamó siempre requeté. Mi abuelo era un campesino, artesano polifacético, que solo salió de su parroquia para ir a la guerra. Después, algún viaje a ver a la hija a Lugo, Barcelona, Pontevedra. Siempre le quedó la espina de ir a actuar a Caracas, en donde vivía la hija mayor.Restos metálicos de posibles somieres en la estancia de descanso.Como mi abuelo, miles de campesinos españoles, la mayoría analfabetos, los menos con las primeras letras, conocieron mundo en la guerra. Los que sobrevivieron pudieron reengancharse al Ejército, o reorientar el rumbo de sus vidas en las ciudades que conocieron. Yo he entrevistado a muchos de estos campesinos veteranos de guerra y todos renunciaron a otra vida, porque tenían que volver, a cuidar de la casa, de los padres viejos y enfermos, porque los hermanos habían emigrado y quedaban ellos como cabos da casa. Pienso en estos campesinos cuando leo la documentación del frente en Rivas-Vaciamadrid. Los desertores del Batallón Gallego, ubicado en el Espolón, cuentan sus vidas a los servicios de información republicanos; todos son campesinos, herreros, canteros... muchos de ellos de zonas montañosas de Ourense. A su vez, los desertores republicanos que se pasan al lado franquista también son labriegos de la Meseta Sur, de Levante, de Andalucía.Detalle del suelo de ocupación, con un frasco de laxante y una caja de munición soviética.Estos hombres de  la España rural, tradicional, entran de lleno en la guerra industrial. Reciben instrucción, incluso algunos aprenden a leer, manejan tecnología y armamento de última generación. En una posición de segunda línea, en un frente estabilizado como el del subsector del Piul, la documentación militar de la 18 División republicana refiere al detalle todas las actividades de formación e instrucción que formaban parte de un día marcado por paqueos aislados, algún duelo de artillería y poco más. A lo largo de 1938 nos encontramos actividades como:Instrucción teórica sobre el tema "Maneras de orientarse y lanzamiento de granadas de mano".Instrucción de escuadra y pelotón en orden abierto. Despliegues, avances y repliegues.Práctica de Topografía.Modo de hacer fuego para que este sea eficaz.Instrucciones sobre balística.Cómo se efectúa el asalto a una trinchera y cómo se organiza.Cómo se pasa una barrera de artillería.Restos de una máscara anti-gas en uno de los nuevos refugios que estamos excavando.Incluso se organizaban marchas de 30 minutos con la máscara anti-gas puesta. Me puedo imaginar a uno de estos campesinos procedentes de zonas en las que el Carnaval rural era importante, con la careta puesta, como un peliqueiro de Laza. Poco o nada se ha estudiado sobre esta experiencia compartida, esta hibridación que se dio en la guerra entre cultura popular campesina y tecnología bélica.Por supuesto, en los documentos aparecen más de actividades que iremos desgranando. Para nosotros es muy importante que los soldados del campamento que estamos excavando no se tomasen muy en serio aquello de Limpieza de campamento. Otra de las actividades, quizás la más necesaria, es la de descanso. En la posición del Campillo hemos excavado otra estancia, conectada con el nido de ametralladora que ya conocéis. Tenemos que imaginar a esos soldados-trogloditas, mal alimentados, comidos de la sarna y los piojos, intentando dormir en humildes camastros, tras un nuevo día de tensión, ejercicio físico e instrucción. O escribiendo una breve carta a sus seres queridos, o redactando borradores de informes diarios para los mandos. En este mundo subterráneo de yeso y margas, parafraseando a mi abuelo, Educación, alguna, y descanso, poco. El historiador Lourenzo Fernández Prieto definió a los campesinos gallegos como Labregos con ciencia. Muchos de ellos volvieron de la guerra con un bagaje que les acompañaría toda la vida.Vista panorámica de los dos refugios que estamos excavando ahora, en el vallejo.Referencia documental.Archivo General Militar de Ávila, C. 1086, Cap. 12. Partes de operaciones de la 18 División, febrero a septiembre de 1938.  Publicado por El Ayán en 12:11 No hay comentarios: Etiquetas: documentos, estratigrafía, Excavación, fortificaciones, Materiales arqueológicos, Rivas-Vaciamadrid,topografia, trinchera […]

  • Extremadura cuenta con 65 fosas de víctimas de la guerra civil y del franquismo.
    par noreply@blogger.com (Jordi Grau) le 21 septembre 2018 à 12:57

    https://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/extremadura/extremadura-cuenta-65-fosas-victimas-guerra-civil-franquismo_1114552.htmlJUSTICIA CREE QUE HAY MÁS Y QUIERE ACTUALIZAR EL MAPAExtremadura cuenta con 65 fosas de víctimas de la guerra civil y del franquismo -0          EFE20/09/2018Extremadura cuenta con 65 fosas de víctimas de la guerra civil y del franquismo, de entre las 2.740 en España que constan en el mapa del Ministerio de Justicia, que ha acordado con las comunidades autónomas actualizar este registro pues se cree que la cifra es muy superior.En Extremadura, 44 fosas se encuentran en la provincia de Badajoz y 21 en la de Cáceres, de acuerdo a este mapa que detalla la actuación realizada en cada una de ellas, como exhumación total o parcial, si los restos han sido trasladados al Valle de los Caídos, o si se ha conseguido identificar a las víctimas.Quintana de la Serena, en Badajoz, y Villasbuenas de Gata, en Cáceres, son los municipios con mayor número de fosas, cuatro en cada caso.Los 44 enterramientos de la provincia pacense se encuentran en 34 municipios y además de Quintana de la Serena, tienen varias fosas Campillo de Llerena, con tres, y Badajoz, Calamonte, Feria, Mirandilla y Torremejía, con dos en cada uno.En la provincia de Cáceres el mapa del ministerio recoge la existencia de 21 enterramientos de este tipo en 16 municipios.Solo dos localidades tienen varias fosas: la mencionada Villasbuenas de Gata y Miajadas, con tres.Muchos de los restos hallados en las fosas de la comunidad fueron trasladados al Valle de los Caídos, en bastantes casos en marzo de 1959.Esto sucedió con los restos de 71 víctimas, de las que solo se pudo identificar una, hallados en una fosa de Logrosán, y con los de las 60 personas que fueron encontrados en la conocida como "Fosa de los Legionarios" en Badajoz.En ese año, 1959, y también en mayo del 1967, fueron trasladados al citado conjunto monumental los restos de 49 víctimas, de ellas 45 no identificadas, de una fosa en Trujillo.Como dato destacado, figura que Torremejía fue el primer pueblo de España donde se realizaron exhumaciones por iniciativa municipal tras un acuerdo en el Pleno del 28 de junio de 1979. La exhumación se llevó a cabo el 17 de agosto de 1979.Las víctimas eran 33 vecinos de la localidad, que fueron fusilados en 1936 y enterrados en una fosa en el cementerio viejo, un lugar donde hoy hay un parque público denominado "Jardines de la Libertad" y que tiene un mausoleo con una gran cruz donde aparecen los nombres de las víctimas.También puede considerarse una de las precursoras de la recuperación de la memoria histórica en Extremadura la localidad del Valle de la Serena, cuando en marzo de 1979, un mes antes de las primeras elecciones democráticas, se recogieron los restos de 70 víctimas de la represión franquista que fueron asesinadas en 1938 y 1939, y que estaban enterradas en cuatro lugares.Sus propias familias decidieron exhumarlos y hacer constar sus nombres en cuatro lápidas que rodean un mausoleo en su homenaje.También en 1979, gracias a la iniciativa de la alcaldía y de los testimonios de los mayores del lugar, se recogen los restos de fusilados que se encontraban desperdigados en fosas comunes por todo el término municipal de Calamonte y se erige un obelisco en el cementerio con el nombre de 30 víctimas del pueblo.En Medina de las Torres, en agosto de 1979, se adoptó igualmente un acuerdo municipal para exhumar los restos de víctimas de la Guerra Civil que estaban enterrados en una fosa común del cementerio y proceder a su reinhumación en un panteón, en cuya lápida figuran sus nombres.En este municipio fueron fusiladas 55 personas entre agosto y octubre de 1936, de las cuales 14 eran mujeres.Por otro lado, y en una excavación de Cabeza la Vaca, se encontraron los cuerpos de aproximadamente 40 personas que fueron fusiladas y presumiblemente inhumadas en una fosa común en el cementerio municipal.En la parte exterior del camposanto de Castuera se realizaron, en el verano de 2011, labores de exhumación de dos fosas comunes con 18 víctimas, de las que 15 podrían ser prisioneros del campo de concentración cercano al pueblo, que estuvo operativo hasta marzo de 1940.En 2012 se comenzaron a exhumar las doce fosas localizadas en el cementerio de Fregenal de la Sierra y, según el registro del Ministerio, se han documentado 47 cuerpos inhumados en grupos diferentes.En lugares que no eran cementerios, o en la proximidad de éstos, también se han documentado fosas en Extremadura.Según los testimonios orales recogidos a familiares de las víctimas de la represión franquista en Puebla de Alcocer, se estiman que 35 personas fueron sacadas de la cárcel de la localidad y trasladadas a dos parajes en este término municipal, donde fueron ejecutados e inhumados en una trinchera del Frente de Extremadura.En 1980 se exhumaron los restos de 75 vecinos de Navas del Madroño que, en enero de 1938, fueron fusilados tras ser acusados de formar parte del complot de Máximo Calvo, un jornalero y político comunista de Extremadura.Los restos exhumados se trasladaron al camposanto de Navas del Madroño, donde reposan en un mausoleo con sus nombres.Y a orillas del arroyo Romanzal, en Llerena, fue localizado un enterramiento que contenía los cuerpos de 40 personas fusiladas, la mayoría de ellos en septiembre de 1936.La fosa fue exhumada en 2005 y los restos de las víctimas entregados a sus familiares para darles sepultura en un panteón en el cementerio municipal. […]

  • Sánchez creará un banco de ADN y una oficina para las víctimas del franquismo.
    par noreply@blogger.com (Jordi Grau) le 21 septembre 2018 à 12:55

    https://www.elespanol.com/espana/politica/20180920/sanchez-creara-banco-adn-oficina-victimas-franquismo/339217216_0.htmlLa reforma integral de la Memoria también supondrá la creación de un mapa de símbolos franquistas y la elaboración de un censo de represaliados.El Gobierno activa un plan para detectar y exhumar las fosas comunes del franquismo.20 septiembre, 2018 03:05 PEDRO SÁNCHEZ  PSOE  FRANQUISMO  MEMORIA HISTÓRICA  LEY DE MEMORIA HISTÓRICAGUERRA CIVIL ESPAÑOLADaniel Ramírez  @danielramirez99La detección y exhumación de las fosas sólo es la punta del iceberg. Pedro Sánchez ha diseñado una reforma integral de la Memoria Histórica concebida por Zapatero. Además de liderar las excavaciones, el Gobierno creará un banco de ADN que ayude a la identificación de los restos, un censo de víctimas, una oficina de atención y un catálogo de símbolos referidos a la dictadura."Vamos a acelerar las actuaciones lo máximo posible". Es el mensaje acuñado en los despachos del ministerio de Justicia, centro de operaciones de Sánchez en todo lo que tiene que ver con la Memoria. Incluida la exhumación de Franco. Aunque Moncloa no dispone de una partida presupuestaria para arrancar las grúas, se apoyará en las Comunidades autónomas, diputaciones y ayuntamientos que hace tiempo se pusieron manos a la obra.En cualquier caso, el Ejecutivo socialista ya trabaja para cuantificar la partida presupuestaria que cimentará las nuevas estructuras. No hay una cifra sobre la mesa, pero "será mucho mayor que los cero euros de Rajoy". Algunos de estos proyectos podrían aparecer a modo de enmienda en el debate que alojará el Congreso en relación a los restos del dictador.El trabajo más "urgente" -y que ya está en marcha- es la actualización del mapa de fosas. El director general para la Memoria, Fernando Martínez, calcula que son más de 114.000 los cadáveres desaparecidos. La cuantía "oficial" de fosas crecerá sobremanera tras el nuevo chequeo.El banco de ADNDesenterrar sólo es el principio. Como recalca Martínez, la identificación de los restos tiene una importancia capital. Para coordinarla, la Administración Sánchez alumbrará un banco de ADN. La intención es "firme", pero todavía queda mucha letra pequeña por escribir. "Las complejidades técnicas son enormes, pero hay Comunidades que ya han avanzado. Creemos que lo mejor pasa por darle al banco carácter estatal", desgrana Martínez precisamente después de reunirse por primera vez con los representantes de los distintos Gobiernos autonómicos.Los nombres de los desaparecidos engrosarán el gran censo de víctimas de la Guerra Civil y el franquismo que preparan los socialistas. A ojos de Moncloa "víctimas son todas, independientemente de su ideología", pero Martínez deja entrever que la investigación primará -en cuanto a 1936-1939- a los asesinados por el bando franquista: "Se trata de reparar lo que no se ha reparado". Los fusilados en el Madrid republicano "ya fueron reconocidos por la dictadura año tras año". Este listado, apunta el Gobierno, "permitirá conocer el alcance de la violación de los Derechos Humanos durante la guerra y la dictadura".Tanto el banco de ADN como el censo -igual que las exhumaciones- se nutrirán de los datos recabados por las CC.AA, que volverán al ministerio de Justicia para una conferencia sectorial similar dentro de cuatro meses.Martínez asegura que ninguna Comunidad "se muestra reacia" a esta reforma integral de la ley de la Memoria. Califica el contacto de "provechoso" en clara referencia a los Ejecutivos autonómicos de ideología socialista o nacionalista que siguieron trabajando en estos aspectos durante el mandato de Rajoy, que guardó en un cajón la ley de 2007 para no tener que aplicarla.Otra de las apuestas fuertes de Sánchez será la fabricación de una oficina que atienda y dé cobertura a las víctimas del franquismo. Desde allí, se podrán enriquecer las actuaciones relacionadas con el banco de ADN, el censo y la exhumación de las fosas.De reuniones como la de este martes con las CC.AA y del propio ministerio de Justicia saldrá un segundo mapa: la simbología franquista en España que, a tenor de la ley de 2007, deberá ser retirada. Una gran cantidad de ayuntamientos ya ha actuado por su cuenta, pero Martínez asegura que el chequeo arrojará mucho trabajo pendiente.En cuanto al Valle de los Caídos, la exhumación de Franco sigue su curso y el Gobierno confía en que cristalice antes de final de año. Sánchez pretende que la obra no termine ahí y tratará de marcar un sendero que permita a los familiares de los allí enterrados recuperar a sus allegados.Por último, un "ciclo de actos": el Ejecutivo socialista desea hacer de 2019 "el año del exilio". Se cumplirán, expresa Martínez, ocho décadas desde el camino que eligieron forzosamente miles de españoles. A modo de conmemoración, "programaremos distintos eventos". A ojos del director general para la Memoria Histórica, los descendientes de los exiliados perciben "cierta orfandad por parte de la democracia española". […]

  • Justicia y las comunidades autónomas colaborarán para recuperar la memoria de las víctimas de la Guerra Civil y el franquismo
    par noreply@blogger.com (Jordi Grau) le 21 septembre 2018 à 12:50

    http://www.lacerca.com/noticias/espana/justicia-comunidades-autonomas-memoria-victimas-guerra-civil-franquismo-437188-1.htmlFuente: Ministerio de Presidencia - Miércoles, 19 de septiembre de 2018ImprimirPublicidad:El Ministerio de Justicia liderará, en colaboración con las comunidades autónomas, ayuntamientos y diputaciones provinciales, un plan de actuaciones y políticas en materia de memoria histórica que incluye la actualización del mapa de fosas y la exhumación e identificación de víctimas de la Guerra Civil y la dictadura.En la primera conferencia sectorial sobre memoria histórica celebrada en el Ministerio de Justicia, los asistentes han constatado “un interés generalizado y una voluntad unánime” por realizar este esfuerzo conjunto que supere “las insuficiencias” encontradas desde que se aprobó la ley de 2007 y que han impedido que se cumplan muchos de sus objetivos, ha dicho en rueda de prensa el director general para la Memoria Histórica, Fernando Martínez López.Martínez López ha defendido la reforma de esta norma para atender las recomendaciones que de manera constante dirigen a España organismos internacionales humanitarios y para dar respuesta a las demandas de las asociaciones de víctimas.Martínez ha explicado que, al margen del debate y del trámite parlamentario para la reforma de la Ley de Memoria Histórica, se va a poner en marcha un plan de exhumaciones de los restos de las personas desaparecidas, para lo que se hace imprescindible la actualización del mapa de fosas.Además, durante la reunión se ha constatado un amplio acuerdo en cuanto a la necesidad de elaborar un censo de víctimas “que permita conocer realmente el alcance de la violación de los derechos humanos en España durante la Guerra Civil y el franquismo”, ha indicado el director general. También se creará un banco de ADN de titularidad estatal que posibilite la identificación de las personas desaparecidas una vez exhumados sus restos, una línea de trabajo en la que ya se ha avanzado en algunos territorios.La simbología franquista ha sido otro de los asuntos abordados en la conferencia. De la misma manera que se está haciendo un recuento de cuántos y cuáles son los edificios que todavía contienen símbolos franquistas, se ha solicitado a las comunidades autónomas que elaboren un censo de edificaciones construidas durante la dictadura por batallones disciplinarios o por prisioneros en colonias militarizadas, una actuación incluida en la Ley de Memoria Histórica de 2007.Además, con motivo de la conmemoración el año que viene del 80º aniversario del exilio republicano de 1939, el ministerio ha solicitado a los diferentes territorios que programen actos de homenaje y recuerdo.Apoyo a las víctimasFernando Martínez ha explicado que se está consolidando la estructura de la Dirección General para la Memoria Histórica desde la que el Ministerio de Justicia liderará estas actuaciones, que contará con una oficina de apoyo a las víctimas de la Guerra Civil y del franquismo y una división encargada de la gestión de las relaciones administrativas e institucionales con las comunidades autónomas.El acuerdo alcanzado hoy entre el ministerio y las diferentes comunidades autónomas se plasmará en distintos convenios de colaboración de carácter anual. La voluntad de todas las partes es seguir trabajando y avanzando en las diferentes cuestiones de cara a una próxima reunión que tendrá lugar a comienzos del próximo año y en la que se tratarán cuestiones más específicas de la hoja de ruta.AsistentesPor parte del Ministerio de Justicia:Cristina Latorre Sancho, subsecretaria de Justicia.Fernando Martínez López, director general para la Memoria Histórica.Eduardo Ranz Alonso, asesor del Gabinete de la ministra de Justicia.Por parte de las comunidades autónomas:País Vasco: Miren Aintzane Ezenarro, directora del Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos.Galicia: Blanca García-Señoráns Álvarez, directora general de Relaciones Institucionales y Parlamentarias.Andalucía: Francisco Javier Giráldez Sánchez, director general de Memoria Democrática.Principado de Asturias: Encarnación Vicente Suárez, directora general de Justicia.Cantabria: Lucía Ceballos Martín, jefa del Servicio de Patrimonio Cultural.La Rioja: Begoña Martínez Arregui, consejera de la Presidencia, Relaciones Institucionales y Acción Exterior.Murcia: Manuel Pleguezuelo Alonso, director general de Unión Europea, Acción Exterior y CooperaciónComunitat Valenciana: José García Añón, director general de Reformas Democráticas y Acceso a la Justicia.Aragón: Julio Embid López, director General de Relaciones Institucionales y Desarrollo Estatutario.Castilla-La Mancha: Eusebio Robles González, director general de Coordinación y Planificación de la Junta de Comunidades.Canarias: Emilio Moreno Bravo, viceconsejero de Justicia.Comunidad Foral de Navarra:Ana Ollo Hualde, portavoz del Gobierno y consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales.Álvaro Baraibar Echeverría, director general de Paz, Convivencia y Derechos Humanos.José Miguel Gastón Aguas, director del Instituto Navarro de la Memoria.Extremadura: Leire Iglesias Santiago, consejera de Cultura e Igualdad.Illes Balears: Fanny Tur Riera, consejera de Cultura, Participación y Deportes.Comunidad de Madrid: Pedro Guitart González-Valerio, secretario general técnico de la Vicepresidencia, Consejería de Presidencia y Portavocía del Gobierno.Castilla y León: José Manuel Herrero Mendoza, secretario general de la Consejería de la Presidencia y Comisionado para las Víctimas del Terrorismo.Ciudad Autónoma de Melilla: Juan Antonio Bellver Garrido, director general de Cultura y Festejos. […]

  • Francisco Franco. Documentales.
    par noreply@blogger.com (Jordi Grau) le 21 septembre 2018 à 11:20

    Una exploración de los métodos y tácticas del Generalísimo, Francisco Franco, que dirigió España ejerciendo un poder absoluto durante cuatro décadas. Empleando la violencia y el terror aprendidos en la guerra colonial, Franco dirigió el golpe militar de 1936 que derrocó al gobierno legítimamente elegido, y pasó a gobernar la nación como su feudo personal hasta su muerte en 1975. […]

  • Se inicia en Valencia la búsqueda de trabajadores cautivos desaparecidos en el franquismo.
    par noreply@blogger.com (Jordi Grau) le 19 septembre 2018 à 22:13

    https://www.elperiodico.com/es/sociedad/20180919/buscan-valencia-trabajadores-forzados-desparecidos-franquismo-7042610NUEVA RAMA DE LA MEMORIA HISTÓRICALa familia del republicano alcarreño Mariano Vicente, reo del campo de trabajos forzados de Belchite, quiere sacarlo de una fosa comúnLlegó al hospital con desnutrición terminal tras obtener de repente la libertad condicional. Otros presos fueron hospitalizados el mismo veranoJuan José FernándezMadrid - Miércoles, 19/09/2018 | Actualizado a las 14:44 CESTPlaca en la fosa común en la que yace el republicano Mariano Vicente en el cementerio de Valencia. / A.V.Por muy poco se libraron los huesos del agricultor alcarreño Mariano Vicente Vicente del mordisco de la pala excavadora cuando el Ayuntamiento de Valencia, entonces presidido por Rita Barberá, reformó en los 90 el cementerio de la ciudad para construir sobre fosas comunes viejas unos nichos para muertos nuevos. Los activistas de la Memoria Histórica lograron parar las obras. Al borde de la acera de uno de esos bloques de nichos está la fosa común que este miércoles se convierte en hito de una investigación pionera en materia de Memoria Histórica en España.Yacen ahí ocho cuerpos. Era una de esas tumbas que el Consistorio dedicaba a indigentes y personas sin familia; solo que uno de los ocupantes al menos, el labrador Mariano Vicente, fallecido en 1941 a los 45 años de edad, sí tenía familia. En esa pequeña fosa arrinconada de Valencia los familiares de Vicente pretenden realizar una exhumación para recuperar sus restos.Con ello darían fin a una búsqueda de décadas tras el paradero del que, en el ramaje familiar, es tío abuelo de Asunción Vicente, profesora de Bellas Artes de 45 años, que se ha recorrido archivos militares y penitenciarios hasta dar con la pista de su pariente. "Es lo único que podía hacer por él", dice desde Guadalajara.Hoy, Asunción y su pareja han viajado a Valencia para entrevistarse con el Delegado del Gobierno, el socialista Juan Carlos Fulgencio, uno de los políticos de la Administración Central con más acreditada sensibilidad por los temas de la Memoria, y con el alcalde de la ciudad, Joan Ribó, de Compromís. A ambos van a exponerles su solicitud.Trabajos forzadosLas investigaciones de la Memoria Histórica en España han abarcado ya los escondrijos de los asesinatos en descampados y cunetas de la retaguardia de la guerra civil; también las fosas comunes de los fusilamientos posteriores a la rendición de la República; e incluso la represión del franquismo contra los opositores de la dictadura atrapados en el maquis una vez acabada la II Guerra Mundial… pero aún tiene una oscura asignatura pendiente que en Valencia se empieza a cubrir: el paradero de los reos de trabajos forzados que nunca volvieron a casa.Mariano Vicente es técnicamente, y en toda su dimensión, un desaparecido. De repente dejó de escribir a la familia desde su campo de concentración y ni su padre, Lorenzo, ni sus dos hermanos menores, Telesforo y Martín, supieron más de él. El 7 de abril de 1939, acabada la guerra, volvió a su casa del pueblo de Val de San García (Guadalajara), y a los pocos días, el 25, la Guardia Civil se presentó para llevárselo a prisión. No hubo retorno.El campamento de trabajadores forzados de Belchite, en 1940. / E.P.Mariano estuvo encerrado un año en la cárcel de Cifuentes, y de ahí, tras juicio sumarísimo celebrado entre el 24 y el 29 de febrero de 1940 en Brihuega, lo llevaron a un batallón de trabajadores forzados condenado a seis años y un día. Su primer destino, en agosto de 1940, fue el Campamento de Trabajo Penitenciario de Belchite (Zaragoza), regido por el Patronato de Redención de Penas por Trabajo, que prestaba mano de obra cautiva a aquella Dirección de Regiones Devastadas del franquismo que reconstruyó aldeas, carreteras, canales y puentes destruidos por la guerra. En Belchite tenían que levantar un pueblo nuevo.Un abuelo en la trincheraCuando la dictadura lo sometió a consejo de guerra, no pudo atribuirle a Mariano Vicente delitos de sangre. Las acusaciones giraron en torno al paradójico delito de "auxilio a la rebelión", tan obscenamente repetido en los juicios de la época. En el caso de Mariano consistió en tener ideas socialistas y haber desempeñado el empleo de alguacil para el Ayuntamiento republicano de su pueblo, además de ceder su propia casa para hospital de sangre de soldados de la República, con los que, según los acusadores, se llevaba bien.Mariano Vicente no fue un combatiente destacado en las filas del ejército rojo, pues era demasiado viejo para correr empuñando un fusil Mosin-Nagant con alguna efectividad por los campos de Toledo, su zona de combate. De hecho era uno de esos que en las trincheras llamaban "abuelos", y enclenque además: 1,52 de talla. Con 42 años cumplidos, la República lo reclutó en el 38 en sus momentos desesperados, cuando, junto a la "quinta del biberón", acudió al frente la "quinta de la garrota".La familia de Mariano Vicente sabe por, tres cartas que conserva, que además estuvo realizando trabajos forzados en Quinto de Ebro, en la Ribera Baja de Zaragoza. Las cartas, con apretada letra en amarillentas cuartillas, dan idea elocuente, pese a la censura carcelaria, de las privaciones que pasó el penado.Cartas de presoEl 14 de julio de 1940, un mes antes de que lo mandaran al campo de trabajo, escribe Mariano desde la prisión desesperado por sus carencias, la suciedad, los piojos que torturaban a los cautivos. Pide a un hermano que le envíe "diez pesetas para comprar jabón para poder lavar la ropa, pues ya comprenderás lo escaso que estoy de todo. Si tengo alguna muda que comprendáis que la pueda usar me la mandáis, pues ya estoy advertido por la dirección de la prisión de que me mude más a menudo, so pena de aislarme de los demás, y esto para mí es muy penoso".Carta enviada desde la prisión de Brihuega por Mariano Vicente / A.V,Para un preso de la época podía ser una tortura igual de dura la roña que el aislamiento por falta de higiene. El 1 de diciembre de 1940, ya desde Quinto de Ebro y en uno de los inviernos más duros del siglo, Mariano escribe de nuevo a su familia diciendo que 25 pesetas que le han mandado "me han dado la vida, comprando una muda completa, porque me helaba de frío". El preso aprovecha la misiva para pedir una manta: "Me hace mucha falta".Segunda carta de Mariano Vicente desde su campo de trabajos forzados en Aragón. / A.V.En la última carta, enviada en enero del 41, el recluso pide dinero, "algún paquete con algo de comida", de nuevo la manta "y unas alpargatas". Estando en ese estado de privaciones, sometido a las penurias del campo de trabajo, al hambre y al frío, lo que la familia podía enviarle poco podía remediar su constante deterioro.La última carta del preso republicano Mariano Vicente ue recibió la familia. / A.V.El 28 de junio de 1941, de repente y sin que figure que lo haya solicitado, a Mariano se le concede la libertad provisional. La salida del campo de concentración llevaba aparejada la pena de destierro y Mariano es enviado a pasarlo en Valencia. Pero allí, extenuado y hambriento, no aguantó demasiado. Más bien casi nada: al cabo de 12 días la policía local lo recoge de una acera medio muerto. Tenía como domicilio el 80 de la calle Quart, unas casetas de aperos, azadas y sacos del jardín botánico.Mariano Vicente ingresó en el Hospital Provincial de Valencia afectado de una tuberculosis ósea que contrajo en los campos de trabajo, y de un ayuno continuado y letal. En el hospital no se salvó. Divergen los informes en cuanto a su muerte y enterramiento, el día de Nochebuena de 1941: el hospital dice que es por la enfermedad ósea, y el archivo del cementerio que por caquexia, el estado terminal de desnutrición y debilidad que atravesaban también los presos los campos de concentración alemanes. Mariano Vicente llegó a las puertas de la muerte siendo ya un esqueleto.Presos al hospitalEl caso de Mariano Vicente "abre multitud de incógnitas", señala Matías Alonso, coordinador del Grupo de Recuperación de la Memoria Histórica de Valencia, que ha ayudado decisivamente a la familia en las pesquisas. Aquel verano del 41, otros 30 cautivos repentinamente agraciados con la libertad provisional ingresan en el hospital valenciano. "Parece claro que a Mariano Vicente se lo traen desde Aragón a morir en Valencia. Esto hace pensar en una posible mecánica para deshacerse de los presos –dice Alonso-, eliminar sin que se sepa a las víctimas de los batallones de trabajos forzados, esos pequeños valles de los caídos que hubo por toda España".Para descartarlo, dice Alonso que habría que investigar los ingresos en otros hospitales del país, y las circunstancias en que llegaban los enfermos. "Pero eso requiere medios, tiempo..."Cuenta Asunción Vicente que, en 2014, en los archivos de consejos de guerra que guarda el cuartel zaragozano de San Fernando, la primera vez que pudo revisar el expediente de su tío abuelo sintió una cascada de emociones. "Ver escrita su historia de puño y letra de funcionarios es una triste sensación. Pero también me dio una extraña alegría dar con él por fin".Para Asunción la búsqueda se había convertido en un objetivo vital que no recaudaba la comprensión de una parte de la familia "ya sea por dejadez o por ideología". A la artista le apena que, cuando habla de la oscura muerte de su pariente, "mucha gente cambia de conversación". La figura del hermano de su abuelo ocupaba cotidianamente su pensamiento. Asunción llegó a pintarle en un cuadro con las referencias que le habían contado quienes le conocieron. Lo conserva como recuerdo. El azar quiso que lo expusiera en un centro cultural de Cifuentes  que fue, precisamente, la cárcel donde estuvo él.En la pintura colocó a un hombre tumbado en la hierba, bajo un manzano. Un testigo de la época le contó que vestía una chaqueta amarilla cuando se lo llevó la Guardia Civil. Por ese detalle, Asunción suele llevarle flores amarillas a la fosa común, patio 10, zona vieja del camposanto de Valencia.En la tierra, sobre la tumba, la sobrina nieta ha puesto una piedra que cogió de las ruinas de la que fue casa de Mariano, en Val de San García. Y en la roca una placa de acero en la que se lee: "Mariano Vicente Vicente. Murió por la Libertad. Sobre esta piedra que fue de tu morada, en tu morada eterna. Descansa en paz. No te olvidamos".Más información"Desde que el amigo Pedro Sánchez nos hace propaganda, el Valle de los Caídos se llena" […]

  • El Gobierno y las comunidades autónomas acuerdan actualizar el mapa de fosas y coordinar exhumaciones
    par noreply@blogger.com (Jordi Grau) le 19 septembre 2018 à 17:58

    https://www.eldiario.es/sociedad/Justicia-CCAA-actualizar-coordinar-exhumaciones_0_816119009.htmlEl director general para la Memoria Histórica, Fernando Martínez, ha explicado que se estudiará también la creación de un banco de ADN nacional de desaparecidos Martínez ha reconocido que habrá que esperar a los próximos presupuestos, ya que la partida actual para políticas públicas de memoria histórica es "cero"Se estima que puede haber entre 100.000 y 114.000 personas en fosas comunes, pero el mapa oficial del Ministerio recoge solo 2.740 víctimas enterradas sin nombreEFE19/09/2018 - 16:56hCompartir en FacebookCompartir en TwitterTrabajo arqueológico en la fosa de Puerto Real (Cádiz). / JUAN MIGUEL BAQUEROMÁS INFONueve comunidades autónomas mantienen activa la apertura de fosas del franquismo en EspañaETIQUETAS: franquismo, fosas comunesEl Ministerio de Justicia ha acordado hoy  con los responsables de memoria histórica de las comunidades autónomas actualizar el mapa de fosas de víctimas de la guerra civil y del franquismo para diseñar planes cuatrienales de exhumaciones lideradas por las administraciones públicas.En rueda de prensa tras su primera conferencia con los representantes autonómicos, el director general para la Memoria Histórica, Fernando Martínez, ha explicado que se estudiará también la creación de un banco de ADN de desaparecidos a nivel nacional, aunque ha pedido no poner "excesivas expectativas" en el proyecto por su complejidad técnica.En la reunión, celebrada en la sede del Ministerio de Justicia, se ha apostado asimismo por un elaborar un "censo de víctimas" y un listado de las edificaciones construidas por batallones disciplinarios y prisioneros, así como "chequear" los monumentos en los que pervive simbología franquista.Martínez ha ratificado que el objetivo del Estado -lo que incluye a todas las administraciones, desde el Gobierno central a las comunidades, las diputaciones y los ayuntamientos- es liderar las exhumaciones, aunque ha reconocido que habrá que esperar a los próximos presupuestos generales del Estado para que las políticas de memoria histórica cuenten con recursos, ya que la partida actual es "cero".Según Martínez, el objetivo es que "una partida significativa" de ese presupuesto de memoria histórica vaya destinado a exhumaciones, una de sus prioridades.Pero primero, ha recalcado, hay que actualizar el mapa de fosas comunes -en las que se estima que puede haber entre 100.000 y 114.000 personas-, ya que el que tiene el Ministerio en estos momentos habla de 2.740 y se cree que la cifra es muy superior.Los datos oficiales de Andalucía, por ejemplo, hablan de 700 fosas, cuando el mapa del Ministerio sólo les asigna 576, y en el caso de la Comunidad Valenciana apenas se recogen 80, cuando los responsables autonómicos han contabilizado ya más de 400.Tras actualizar el mapa se diseñarán planes cuatrianuales de exhumaciones que se concretaran en planes anuales con las comunidades, diputaciones y ayuntamientos, en los que se establecerán las intervenciones prioritarias.El paso siguiente será la identificación de las víctimas, para lo que se estudiará la creación del banco de ADN de desaparecidos.Martínez, que ha recordado que hay comunidades que ya tienen sus propios bancos, ha insistido en la "complejidad" de un proyecto que puede crear "falsas expectativas de que se va a resolver todo", pero ha prometido que el proyecto se va a estudiar.Respecto a la propuesta de elaborar un "censo de víctimas", ha afirmado que hay un consenso bastante amplio ante "la necesidad de conocer realmente el alcance de la violación de los derechos humanos durante la guerra civil y el franquismo".Martínez ha reconocido que hay que contemplar que hubo víctimas en los dos bandos enfrentados en la guerra civil, pero ha recordado que unas fueron reparadas y homenajeadas cada año mientras que "las víctimas de los vencidos fueron estigmatizadas, criminalizadas e invisibilizadas"."Se trata de reparar lo que no se ha reparado; es una cuestión de humanidad, de derechos humanos", ha recalcado.El director general de Memoria Histórica ha trasladado a las comunidades que cuando se consolide la estructura de su departamento se contará con una oficina de atención a las víctimas del franquismo y les ha animado a sumarse a los actos que se están organizando para recordar el año que viene a los miles de españoles que se exiliaron, en el 80 aniversario de "la retirada" de los republicanos.Según ha explicado, la exhumación del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos no ha sido analizada en la reunión, aunque sí ha habido comunidades que han pedido estudiar la posibilidad de que se puede exhumar y trasladar a víctimas allí enterradas si las familias lo solicitan.Martínez ha destacado el consenso y la disposición mostrada por todos los responsables autonómicos en la reunión -a la que no han asistido representantes de Cataluña y Ceuta- y no ve que haya comunidades "reacias" a las medidas estudiadas, aunque es cierto que algunas están mucho mas avanzadas que otras."Esto no es una cuestión ni de derechas ni de izquierdas, es una cuestión de humanidad y esto es lo que nos reclaman los organismos internacionales humanitarios", ha reiterado.Los proyectos en marcha, en especial el del mapa de fosas y las exhumaciones, se promoverán mientras se tramita en el Parlamento la reforma de la Ley de Memoria Histórica.La ministra de Justicia, Dolores Delgado, prometió una reforma "integral" y Martínez ha garantizado que se mantiene ese compromiso, aunque finalmente no habrá un proyecto de ley específico.La norma se reformará a través de las enmiendas que los grupos planteen al decreto sobre la exhumación de Franco, que se tramitará como proyecto de ley.Las comunidades volverán a reunirse en cuatro meses para concretar los proyectos y Martínez ha ratificado el compromiso de Justicia de contar en todo momento con las asociaciones de víctimas. […]

  • XIX JORNADAS EL MAQUIS EN SANTA CRUZ DE MOYA
    par noreply@blogger.com (Jordi Grau) le 19 septembre 2018 à 08:01

    https://www.lagavillaverde.org/Paginas/Jornadas/2018.html5,6 Y 7 DE OCTUBRE DE 2018PROGRAMA DEFINITIVOXIX JORNADAS EL MAQUIS EN SANTA CRUZ DE MOYA.CRÓNICA RURAL DE LA GUERRILLA ESPAÑOLA. MEMORIA HISTÓRICA VIVA.XXX ANIVERSARIO DEL HOMENAJE A LOS GUERRILLEROS ESPAÑOLESPrograma. 5 de octubre de 2018 (viernes).Subida a Cerro Moreno e izado de la Bandera Republicana10:00h. –Salida desde la entrada a Santa Cruz, calle Mayor nº 1. La propuesta es ir en coche hasta la base del cerro y realizar el último tramo andando. Hay que traerse el bocadillo y la cantimplora, calzado de montaña, ropa de entretiempo y chubasquero por si acaso. Sobre las 14:30h, hora estimada de vuelta al pueblo.18:00h. –Inauguración de las XIX Jornadas “El Maquis en Santa Cruz de Moya”. Ángel Tomás Godoy. Delegado de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha en Cuenca.Virgilio Antón. Alcalde de Santa Cruz de Moya.José Gorgues. Presidente de La Gavilla Verde.19:00h. –Desaparecidos. Situación actual de la Exhumación de Enrique Horcajuelo.Fosa de Pajaroncillo, soldados republicanos.Fosa de Utiel. Marcelino Chiva Pérez, alias “Tarzán”.Las Brigadas internaciones y la Guerrilla. Eduardo Amouroux. Coordina: Adolfo Pastor y Julio de la Parra.21:00h. –Cena Gavillera de “Sobaquillo” en el salón (cada uno con sus viandas).22:00h. –Proyección del documental “Las maestras de la República”.Luz Martínez Ten de la Secretaría de la Mujer y Políticas Sociales FeSP UGT y Directora del Proyecto de Las Maestras de la República y Escuela de la República.Presentará Remedios Palomo, gavillera y militante de la Memoria Democrática.Cartel.Tráiler.Dossier de Prensa.Enlace a la Web.6 de octubre de 2018 (sábado).MAÑANA10:00-11:00h. –Asamblea General de socios de La Gavilla Verde.11:00-14:30h. –Visita a la Línea de defensa republicana XYZ ubicada en la Cuesta de Flicos de Santa Cruz de Moya.Guía y explicaciones: Teo Baeza.TARDE16:30h. –Novedades Bibliográficas sobre la Guerrilla. Raúl González Devis: “Maquis y Masovers, entre la Resistencia, la Supervivencia y el Terror”. Libro y Tesis Doctoral.Salvador F. Cava: “Censo e imágenes de la lucha antifranquista en Levante y Aragón”.Teófilo Gallega: “La Resistencia antifranquista en la comarca de Requena-Utiel”. Coordina: Juanbe Moreno.17:30h. –Semblanza histórico-biográfica de la guerrillera Remedios Montero y del guerrillero Florián García.  Coordina: Salvador F. Cava y Vicente Medina. Participaran alumnas y alumnos de los grados de Humanidades y Periodismo de la Universidad de Castilla La Mancha.19:00h. –Mujeres guerrilleras protagonistas de una Historia olvidada. Ponentes:Ofelia Vila. Sindicalista y Feminista. Plataforma de apoyo a la Querella Argentina.Irene Abad y Sescún Marcas. Profesoras de Enseñanzas Medias e Investigadoras de la época de la II República, la Guerra Civil y la Postguerra.Ceres Jarque. Testimonio de la postguerra en Santa Cruz de Moya. Coordina: Pepita Sánchez.20:30h. –Cierre de las Jornadas. Lluis Marti Bielsa. Associació Catalana d'Expresos Polítics (por confirmar).Carmen Negrin. Presidenta de Honor de la Fundación Juan Negríny Presidenta del CIIMER (Centro de Investigación y de Interpretación de la Memoria de la España Repúblicana).Mónica Oltra. Vicepresidenta, portavoz y consejera de Igualdad y Política Inclusiva de la Generalitat de Valencia.Pilar Alcorisa. Víctima local de la represión franquista, hija de Teófilo Alcorisa y hermana del guerrillero Pedro Alcorisa alias “Matías”.Virgilio Antón. Alcalde de Santa Cruz de Moya.José Gorgues. Presidente de La Gavilla Verde.NOCHE22:00h. –Cena en los distintos bares de Santa Cruz de Moya.23:00h (aprox.). –Teatro: ¡Ay, Carmela! a cargo del grupo La Invencible de Villalpardo (Cuenca).Director Librado Carrasco.Presentación de Ricardo Vila.24:00h (aprox.). –Actuación del grupo de Ska Rock REPERCUSIÓN.EXPOSICIONES COMPLEMENTARIAS.Las Maestras de la República y Escuela de la República. Luz Martínez Ten de la Secretaría de la Mujer y Políticas Sociales FeSP UGT.Rostros y Paisajes de Guerrilla. Autor José Azcárraga.7 de octubre de 2018 (domingo). 30 Aniversario del Acto de Homenaje a Los Guerrilleros.12:00h. –Ofrenda Floral.12:15h. –Saludo del alcalde de Santa Cruz de Moya dando la bienvenida a los asistentes al acto.12:30h. –Parlamentos.13:15h. –Música. Lucía Sócam. Verdades escondidas y Repúblicana.14:00h. –Comida de hermandad. Salón Social Polivalente.Comida hermandad y alojamientos fin de semana (Reservas):Reservas de la Comida de hermandad del domingo, Carolina Soriano: 659622279.Reservas de alojamientos fin de semana: Miguel Vives y Pepita Sánchez: 625149037.www.lagavillaverde.org. Nota sobre los Carteles de las XIX Jornadas El Maquis y XXX día del Guerrillero Español.Para las XIX Jornadas se ha elegido este año a Marta Pérez Martínez, una gavillera con una dilatada trayectoria como diseñadora gráfica en diferentes entidades y empresas.Actualmente desarrolla su trabajo en la UCLM.Ha diseñado de manera conjunta el cartel de las jornadas y el del 30 homenaje, generando una pareja que a nosotros nos ha parecido exquisita.Para el cartel de Jornadas se ha apoyado en los fondos documentales del Centro de Documentación La Gavilla Verde, en concreto sobre el fondo de Investigaciones previas sobre los enlaces de guerrilleros en el pantano de Benagéber, perteneciente al Archivo de Intermedio de Valencia, Archivo Tribunales Militares del Centro de Documentación de La Gavilla Verde.Las fotos de este fondo se publican por primera vez en estos carteles, y se ha optado por la fotografía de mujeres en este año 2018 que tiene que suponer un antes y un después en la lucha feminista.Pero no sólamente aparecerá este rostro en los carteles de Jornadas, estar atentos, que aparecerán otras mujeres represaliadas.Desde la Junta Directiva de La Gavilla Verde queremos mostrar nuestro agradecimiento a Marta por su trabajo, así como felicitarla: nos sentimos orgullosos de los carteles de esta edición!! Mereció la pena esperar!!Póster XIX Jornadas El Maquis.Poster XIX Jornadas El Maquis en Santa Cruz de MoyaVER PÓSTER XIX JORNADAS Cartel XXX día del Guerrillero Español.Cartel XXX día del Guerrillero EspañolVER CARTEL XXX DÍA DEL GUERRILLERO […]

  • Arqueología de la Guerra Civil. Debajo del olivo que el sol calienta, De Massachussets a Rivas: historia del mundo en un cartucho y El matemático...
    par noreply@blogger.com (Jordi Grau) le 18 septembre 2018 à 15:26

    http://guerraenlauniversidad.blogspot.com/martes, 18 de septiembre de 2018Debajo del olivo que el sol calientaLa semana pasada recibimos en la excavación la cariñosa visita de los miembros de la asociación Jarama 80. Nos regalaron un pin con su logo, unas hojas de olivo, un emblema que luce orgulloso en su gorra Javier Marquerie, mientras prospecta el entorno de El Campillo. Los olivares del valle del Jarama fueron los grandes aliados de la defensa republicana en los momentos cruciales de la batalla. Impedían la visibilidad de unas tropas franquistas que buscaban su ventaja en campo abierto. Los brigadistas se encaramaban a los árboles y acribillaban por la espalda a los infantes desorientados. Martínez Bande cita testimonios de protagonistas en los que se señala el papel jugado por los olivos (paradójicamente, símbolo de la paz) en las jornadas del 18 y 19 de febrero. Caballero, un capellán legionario, escribió: Cuando íbamos ya de noche a ocupar los puestos avanzados, entre los olivos, se pierde el rumbo y tenemos que esperar. Estuvimos a punto de caer en manos de los rojos. No había distinción alguna entre los olivos, sino los fogonazos de los tiros, y los cadáveres que yacían al paso. Muchos ingleses, franceses y de otras nacionalidades, de las  Brigadas Internacionales, que empiezan a actuar de firme. Tienen un material estupendo.Estamos cercados por las Brigadas Internacionales, en proporción aplastante y con el mayor derroche de armas automáticas modernísimas, que manejan como locos, haciendo caer como copos las hojas del olivar. Los encinares jugarán el mismo papel en la batalla de Brunete. Árboles más mortíferos que un T-26. En breve, nuestro compañero Luis Antonio Ruiz Casero publicará un libro delicioso, centrado en reconstruir los combates en el palacio de Ibarra durante la batalla de Guadalajara. Nuestro colega se pone en la piel de los soldados y esboza un ensayo claro de lo que la arqueología postprocesual británica denominó Arqueología de la Percepción. Las páginas en las que nos habla de las oscilaciones en la moral de los defensores del palacio son fantásticas. La percepción y los sentidos son un campo de estudio que empieza a atraer la atención de los investigadores en arqueología del conflicto (Saunders y Cornish 2017). Participando de este enfoque, el autor describe las sensaciones y el estado de psicosis colectiva de los militares italianos en el encinar de Ibarra, sin buena visibilidad, cercados por el enemigo. Acostumbrados a la guerra celere y a la lucha en campo abierto, el ejército de Mussolini encuentra aquí su tumba. Esta misma psicosis se dio en el territorio ocupado por los italianos en Abisinia, un impero africano que se reducía, en realidad, a ciudades fortificadas, en medio de un territorio hostil (González Ruibal et al. 2010). La experiencia de los olivares del Jarama o de los encinares de Ibarra se repetiría poco después, en la campaña de Bizkaia, cuando los italianos volvieron a luchar entre masas forestales, en este caso, pinares extensos en la montaña vasca. El olor a resina de pino, las astillas voladoras que herían de gravedad a los soldados y la lucha en los bosques son una referencia constante en las memorias de los combatientes de ambos ejércitos en la primavera de 1937 en Bizkaia.Batallón Celta, del Ejército de Euzkadi, en un pinar de Larrabetzu, Bizkaia, mayo de 1937.Luis Antonio defiende (y aquí acaba el spoiler) la idea de que Ibarra, el high-water-mark del avance italiano en la batalla de Guadalajara, se convierte en el punto de inflexión de la ofensiva y el inicio de la derrota fascista ese 14 de marzo de 1937, debido, en gran medida, a ese pánico en el bosque. Se esboza así una línea de trabajo que está por abrir en la historiografía de la guerra civil: escribir una historia del miedo.Los mandos franquistas señalaron el valor y la resistencia a ultranza de los brigadistas que contuvieron el ataque en el Jarama. Sus tumbas, sembradas entre los olivares, son la prueba de que ellos no tuvieron miedo a la hora de plantar cara al fascismo.Levántate, olivo cano,dijeron al pie del viento.Y el olivo alzó una manopoderosa de cimiento.Entre los muchos cargos que desempeñó el fascista Dionisio Martín estaba el de Jefe del Sindicato Nacional del Olivo. Algo de interés debía tener en ello, como propietario agrario, latifundista con olivares en Jaén. La Victoria había acabado con las veleidades de los sin tierra, los jornaleros explotados que soñaron con otro futuro a través de las colectivizaciones y la revolución social. En la transición, este señor no quería enterarse de los nuevos tiempos. En 1981 el diario El País se hacía eco de los conflictos laborales con los trabajadores de su latifundio andaluz, la finca Torrubia (11 jornaleros heridos durante un enfrentamiento con la Guardia Civil, 13 de noviembre de 1981).Andaluces de Jaén,aceituneros altivos,decidme en el alma:¿quién,quién levantó los olivos?No los levantó la nada,ni el dinero, ni el señor,sino la tierra callada,el trabajo y el sudor.Publicado por El Ayán en 13:08 No hay comentarios: Etiquetas: Antifascismo, documentos, espectro, Madrid, memoria, Rivas-Vaciamadrid, topografialunes, 17 de septiembre de 2018De Massachussets a Rivas: historia del mundo en un cartuchoLa arqueología de la Guerra Civil Española, como casi todas las arqueologías contemporáneas, es también una arqueología de la globalización. En cada objeto que encontramos confluyen historias que ponen en contacto lo local con redes de comercio internacionales, geopolítica, movimientos sociales que afectaron al mundo entero, grandes procesos económicos. Y ahí está uno de los aspectos apasionantes de este campo. Que un cartucho que nos encontramos en una chabola republicana de Rivas, por ejemplo, pueda estar relacionado con la Primera Guerra Mundial, la Revolución Industrial y el movimiento Beat de los años 50. Esta mañana, a la entrada de un refugio semiexcavado en la roca aparecieron dos cartuchos de calibre 0,303, empleado por el fusil británico Enfield, con marcajes de Lowell, Massachussets. Están fechados en 1916. Veinte años antes de que la Guerra Civil fuera siquiera imaginable. Pero la historia comienza hace doscientos años. En la década de 1820 se funda en la localidad de Lowell un centro de fabricación textil. La industria del tejido fue, entre finales del siglo XIX e inicios del siglo XX, el motor de la revolución industrial a ambos lados del Atlántico. De hecho, la máquina de vapor (cuyo invento en 1775 lo consideran algunos el inicio del Antropoceno), se puso inmediatamente al servicio de las fábricas de tejidos, que acabarían en pocas décadas destruyendo economías enteras basadas en la manufactura artesanal -principalmente la india. Massachussets se beneficiaba de la producción algodonera del sur de los Estados Unidos, que empleaba trabajo esclavo. Y parte de sus productos volvían allí: Lowell fabricaba entre otras cosas tejidos bastos y simples que compraban los dueños de plantaciones sureños para vestir (o más bien tapar) a sus esclavos. Fábricas textiles de Lowell hacia 1850.Para mediados del siglo XIX, Lowell era el principal polo industrial de Estados Unidos. Como en otras ciudades fabriles, las condiciones de trabajo eran horrorosas -no muy distintas de la esclavitud. Entre 1830 y 1840 un obrero (o más bien una obrera, porque eran más las mujeres empleadas en esta industria)  trabajaba una media de 73 horas. Este horario inhumano se redujo a "solo" 54 horas semanales en los años 10. Lowell, comprensiblemente, no fue solo un centro pionero en el desarrollo industrial de Norteamérica. También en el desarrollo de la conciencia de clase y la lucha contra la explotación. Gracias a grandes movilizaciones que tuvieron lugar a partir de 1912, los trabajadores consiguieron importantes mejoras en sus condiciones laborales.  Trabajadora en una fábrica de tejido de Lowell. Mientras la industria textil crecía lo hacían también otro tipo de fábricas. Poco después de la Guerra de Secesión, en 1869, se instala en Lowell una factoría de armamento, la United States Cartridge Company, fundada por el general unionista Benjamin Butler y que alcanza su apogeo durante la Primera Guerra: la compañía fabrica el 65% de toda la munición de pequeño calibre de Estados Unidos.  Publicidad de la fábrica de municiones de Lowell. La mayor parte de la munición va a parar al ejército británico (recordemos que los estadounidenses no entran en la Gran Guerra hasta 1917), que había enviado agentes a adquirir armamento ya en septiembre de 1914, solo un mes después de comenzado el conflicto -un buen indicio de que el gobierno no confiaba que la guerra fuera a acabar antes de las Navidades. Algunas de las industriales textiles se ponen al servicio de la producción bélica y pasan de fabricar alfombras a producir balas. En total salieron de las factorías más de dos millones de cartuchos para el Reino Unido, Rusia, Holanda, Italia, Francia y Estados Unidos.  Enfield M1917, del tipo empleado en la Guerra Civil Española.La fábrica de Lowell echa el cierre en 1926 y se traslada a Connecticut, donde seguirá fabricando bajo el sello de Winchester. ¿Cómo llegó el cartucho desde Lowell a Rivas? Pues dando mucha vuelta. El destinatario original era seguramente el Reino Unido. Su ejército necesitaba la munición de calibre 0,303 para los fusiles Enfiled y ametralladoras ligeras Lewis, que lo estaban dando todo en el Frente Occidental. No todos los cartuchos se gastaron al acabar la guerra, claro, pero como nunca estaremos faltos de violencia institucionalizada, los británicos tuvieron la oportunidad de darles uso en la Guerra Civil Rusa, que comenzó en 1917 y arrasó el país hasta 1921 (y en algunas zonas hasta dos años más tarde). El conflicto, que enfrentó al Ejército Rojo contra varios ejércitos blancos (contrarrevolucionarios) y una variedad de milicias, dejó tras de sí un par de millones de muertos. Y muchos excedentes bélicos.Los británicos apoyaron, como se puede imaginar, a las fuerzas contrarrevolucionarias, y en concreto a Anton Denikin, un personaje bastante siniestro, cuyos soldados asesinaban con la misma alegría a comunistas y a judíos -adelantándose al genocidio cometido por los nazis y sus aliados ucranianos durante la Segunda Guerra Mundial.  El apoyo vino sobre todo en forma de armas y en concreto de200.000 rifles, la mayor parte Enfield P-14, y sus respectivos cartuchos de 0,303.  Un avance de la Guerra Fría: la lucha británica contra los soviéticos durante la Guerra Civil Rusa.Cuando los bolcheviques ganaron la guerra, se encontraron con un gran número de armas de los calibres más diversos. La Guerra Civil Española les vino de perlas para deshacerse de estos excedentes: la munición de 0,303 fue de la primera que llegó a España procedente de la Unión Soviética. Sabemos que un gran cargamento de este proyectil se desembarcó en España el 1 de noviembre de 1936. Lo hizo con otros materiales bélicos obsoletos (como los fusiles Vetterli Vitali de la década de 1870) que fueron entrando en España a partir del 4 de octubre.  Brigadistas con Enfield en la Casa de Campo en noviembre de 1936. Foto de Robert Capa.  Los Enfield eran mucho mejores que los Vetterli o los Gras, pero el ejército soviético estaba armado con fusiles y ametralladoras que empleaban el cartucho 7,62 x 54 mm, así que lo primero que hizo la URSS, además de desprenderse de todo tipo de antiguallas, fue vender cualquier cartucho que no se pudiera disparar con sus propias armas (así como los fusiles que los disparaban). De esta manera, los Enfield y su munición llegaron a Madrid justo a tiempo para la defensa de la capital, que tuvo lugar a partir del 7 de noviembre de 1936. En las fotografías de la Batalla de Madrid, de hecho, se puede observar a muchos  brigadistas armados con Enfield. Cuando los republicanos recibieron decenas de miles de Mosin Nagant a partir de febrero de 1937, los Lee Enfield fueron o parar (o se quedaron) en frentes secundarios, como la Ciudad Universitaria de Madrid, donde ya no habría ataques masivos desde diciembre de 1936 (y donde nos encontramos muchos de sus casquillos) o el frente estabilizado del Jarama después de la ofensiva franquista. Los cartuchos de 0,303 que encontramos son un testimonio más de la escasa acción que vio este sector a partir de marzo de 1937.Nos queda por vincular el cartucho de Enfield con el movimiento Beat: la explicación es sencilla. En Lowell pasó su infancia y adolescencia Jack Kerouac, el escritor maldito por antonomasia de mediados del siglo XX, defensor de las drogas, el amor libre, el hedonismo y la libertad individual y precursor del movimiento hippie. Su primer libro importante The Town and the City, está parcialmente basado en sus experiencias en Lowell. Haber crecido en una ciudad industrial, gris y opresiva como la mayor parte de las ciudades industriales, seguramente algo tiene que ver con su  actitud vital y con su obra.  Jack Kerouac afirmó que las guerras no hacen avanzar a la humanidad, excepto materialmente. Las cuevas en las que vivían los soldados en Rivas y el cartucho  de Enfield que ya era viejo cuando llegó a España nos hacen pensar que a veces ni siquiera materialmente._____________________Howson, G. (2000). Armas para España: la historia no contada de la Guerra Civil española. Península, Madrid.Lowell. The story of an industrial city. US Department of Interior, Washington, 1992. Mrozowski, S. A., Ziesing, G. H., & Beaudry, M. C. (1996). Living on the Boott: Historical Archaeology at the Boott Mills Boardinghouses, Lowell, Massachusetts. University of Massachusetts Press.Publicado por Gonzalez-Ruibal en 16:25 No hay comentarios: Etiquetas: Abrigo, Arqueología del pasado reciente, Hallazgos, Rivas-Vaciamadridsábado, 15 de septiembre de 2018El matemático fascista La zona de El Piul y El Campillo en 1956. Los proyectos totalitarios dejan su impronta indeleble en el paisaje. El fascismo se concibe como todo un proyecto de ingeniería social, que necesita de técnicos cualificados para llevarlo a cabo. Dos paisajes de mi pequeño mundo han sido modelados por este tipo de gente. El primero de ellos, conocido hoy en día como Ribeira Sacra, no se puede entender sin el economista y banquero Pedro Barrié de la Maza y Pastor (1888-1971). Amigo íntimo de Franco, financió su Cruzada y a cambio recibió el monopolio de la explotación hidroeléctrica en los cauces del Miño y del Sil. Usó mano de obra esclava republicana, destruyó el patrimonio cultural milenario de esa tierra, expulsó a la población local, modificó el paisaje a una escala nunca vista, con embalses como Belesar (el orgullo de España, en palabras del dictador, 1964) y recibió el título de Conde de FENOSA. Por supuesto, se hizo multimillonario. El otro paisaje destrozado por fascistas es el entorno de mi ciudad, Pontevedra, en donde se construyó la factoría de ENCE (Empresa Nacional de Celulosas). Gracias a la moratoria concedida por el último gobierno de Mariano Rajoy (pontevedrés para más INRI), la fábrica seguirá soltando su hedor irrespirable, continuará machacando la ría y perjudicando la salud de la población pontevedresa. Uno de los consejeros, jefazos de ENCE en esa época, fue Dionisio Martín Sanz (1909-2002), viejo conocido aquí, en Rivas Vaciamadrid. Estudiante en la universidad de Valladolid en los años 30 se incorporó a las JONS de Onésimo Redondo. Estos fascistas bisoños, reconvertidos en matones de Facultad, no se dedicaban precisamente a tomar apuntes. La misma zona en la actualidad. Este ingeniero agrónomo fue uno de los responsables de la infame y criminal política de autarquía impuesta al pueblo español por el nuevo Régimen. Muchos colegas de profesión, republicanos, se exiliaron y contribuyeron, ellos sí, al desarrollo agrario de Chile, Uruguay, Argentina o México. Aquí se quedaron tipos como Dionisio. Empresario y terrateniente, con latifundios en Andalucía, se lucró con la dictadura. En la visita de hoy, al explicar los silos medievales que hemos documentado dentro del recinto de la Casa de Peña Blanca, nos acordamos de él. Fue el fundador del Servicio Nacional de Trigo, la entidad que mudó el paisaje de la Meseta Norte y de otras zonas del Estado. Desde entonces, los gigantescos y monumentales silos rivalizan con los campanarios de los deshabitados pueblos de la España cerealera, la España vacía. Camisa vieja, criticó los planes de desarrollo de los tecnócratas del OPUS, si bien no tuvo inconveniente en beneficiarse de ellos. En 1962, por cuatro duros, se hace con una megapropiedad entre la orilla del Jarama y el macizo del Piul. Ahí pretendió llevar a la práctica su teoría de la Economía Política Espacial. Porque este teórico era tan genial que desarrolló incluso una explicación matemática del nacional-sindicalismo (sic). Hay que reconocerle su habilidad para los títulos rimbombantes: La Planificación Española en la Olimpiada de las Ideologías es magistral. En 1963 desmanteló esta zona fértil, con el empleo de maquinaria extranjera. El allanamiento conllevó el acopio del material en las vaguadas ubicadas entre los cortados del Piul. Nuevos vertederos fueron transformando la topografía de la zona. Así mismo, como si fuese ganado, trasladó a jornaleros de su latifundio de Jaén a esta zona, en donde construyó viviendas, hoy desaparecidas. Lo que nos enseñan los silos de la casa de Peña Blanca es la instauración de un exitoso modelo campesino de explotación racional, intensivo y sostenible, de la vega del Manzanares y del Jarama, durante siglos. Este especialista en productividad, enviado de la Modernidad (en 1936 publicó un artículo sobre el cuidado cultural de las plantaciones de remolacha)  acabó con todo esto. Los deshechos contaminaron el nivel freático. Pero ni corto ni perezoso, vio en el metano generado otro posible nicho de mercado. La extracción de áridos acabó de modelar este nuevo paisaje.  Dionisio fue un fascista de tomo y lomo toda su vida. Fue uno de los procuradores en Cortes que votaron en contra de la Ley de Reforma Política. Era tan facha que dimitió de la directiva de FET y de las JONS cuando el Jefe Nacional, Diego Márquez, se negó a llevar la corona a Franco el 20-N junto a la de José Antonio. Aún en los años 80 reunía en su despacho a un residual partido neofranquista denominado Unidad Nacional.No podemos entender el paisaje del macizo del Piul y su entorno sin este personaje, tan preocupado por los problemas del campo español. Entre los vertederos, en cuevas y abrigos rocosos, sobrevivieron familias excampesinas y jornaleras que se quedaron sin nada en la década de 1960, gracias al buen hacer de estos salvadores de la patria. Le faltó tiempo para venderles seguros de vivienda. Dionisio, nuestro Dioni, fue presidente de MAPFRE. Todo fuera  por España y su revolución nacional-sindicalista. Por gentileza de la Fundación Francisco Franco. Referencias.Camprubí, L. 2017. Los ingenieros de Franco. Barcelona: Crítica. De Pablo Tamayo, Francisco J. 2002. Historia de Rivas-Vaciamadrid. Ediciones Publirama. Págs. 190-192. Eyré, A. 2013. Belesar. O orgullo de España. A Coruña: Hércules de Edicións.Publicado por El Ayán en 20:47 No hay comentarios: Etiquetas: abyecto, Fascismo, Galicia, Historia, Madrid, Rivas-Vaciamadrid, topografía […]