Memòria Repressió Franquista

Memòria Repressió Franquista. Blog d'en Jordi Grau i Gatell d'informació sobre les atrocitats del Franquisme..... "Las voces y las imágenes del pasado se unen con las del presente para impedir el olvido. Pero estas voces e imágenes también sirven para recordar la cobardía de los que nada hicieron cuando se cometieron crímenes atroces, los que permitieron la impunidad de los culpables y los que, ahora, continúan indiferentes ante el desamparo de las víctimas" (Baltasar Garzón).

  • Entregan a sus familiares en Guadalajara los restos de 22 asesinados por el franquismo
    par noreply@blogger.com (Jordi Grau) le 19 mai 2018 à 17:10

    http://www.cmmedia.es/noticias/castilla-la-mancha/entregan-a-sus-familiares-en-guadalajara-los-restos-de-22-asesinados-por-el-franquismo/19 May 2018 14:4Vídeo en el original: La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica ha entregado a los familiares los restos identificados de 22 personas que fueron fusiladas tras la Guerra Civil y que habían sido enterrados en una fosa común del cementerio de Guadalajara.Este momento que familiares llevaban esperando casi 80 años ha sido uno de los momentos más emotivos de un acto en el que se ha entregado una veintena de urnas pero se ha homenajeado a los 50 fusilados cuyos restos eran exhumados entre enero de 2016 y mayo de 2017. Además, reivindican que en las fosas del cementerio de Guadalajara hay 300 más.8 décadas después, las fotos con las que buscaron a sus familiares por fin están acompañadas de sus restos. “La cosa más grande que nos ha podido pasar, lo más grande del mundo” afirma Concepción de Yera, una de las familiares que ha acudido al acto.Recuperarles ha sido fruto de unas exhumaciones que solo fueron posibles gracias a la querella argentina por el caso de Timoteo Mendieta. Hoy la abogada, Ana Mesuti, ha estado con todas las familias. “Es el triunfo del recuerdo sobre el olvido, de la justicia sobre la injusticia” han sido las palabras de la abogada. También el representante del colectivo que ha sufragado la mayor parte del coste de las exhumaciones, el sindicato de electricistas noruegos, ha estado presente en el acto.“Estamos moviendo una lista de 18 personas de las que no tenemos contacto familiar. Han aparecido 2 y se ha puesto en contacto una tercera” informa Emilio Silva, presidente de la Asociación de Recuperación de la Memoria Histórica.A esta veintena de urnas les seguirán pronto otras. Sin embargo, en las fosas del cementerio de Guadalajara se enterró a más de 350 personas.10.000 castellanomanchegos siguen desaparecidosMiles de familias castellanomanchegas buscan todavía a sus seres queridos, muchos de ellos fusilados en la guerra o en la posguerra. Algunos han conseguido exhumar sus cadáveres, otros no.Video en el original.Unas 75.000 personas fueron víctimas del franquismo en nuestra región, entorno a 10.000 siguen desaparecidas, muchas tal vez, en las 139 fosas comunes que hay repartidas en Castilla-La Mancha. El caso de Timoteo Mendieta , tras años de lucha de su hjja y nietos, es el símbolo de la justicia universal. Para exhumarlo ha hecho falta la intervención de una jueza argentina.También pasaron años hasta que la familia del talaverano Enrique Horcajuelo, consiguió en enero, el permiso para buscar sus restos. Muchas familias han podido encontrar los restos de sus abuelos, sus padres, sus hermanos… otros muchos no. En Ciudad Real se han elaborado unos mapas de la memoria para recuperar a los desaparecidos. Los familiares de las víctimas buscan lo único que pueden recuperar, la dignidad.https://memoriarepressiofranquista.blogspot.com.es/2018/05/los-restos-de-22-victimas-del.htm […]

  • Turismo bélico en torno a una victoria republicana silenciada
    par noreply@blogger.com (Jordi Grau) le 19 mai 2018 à 12:53

    https://www.eldiario.es/cv/Turismo-Levante-victoria-republicana-silenciada_0_772373588.htmlInvestigadores universitarios diseñan un proyecto turístico para mostrar a los visitantes los vestigios de la línea XYZ, conjunto de fortificaciones que frenó al ejército franquista en 1938 en Castellón. Belén Toledo 18/05/2018 - 20:44hCompartir en FacebookCompartir en TwitterTrinchera en Xèrica (Castellón). ELDIARIOCV.ESAlcudia de Veo es un pueblo castellonense de unos 200 habitantes. Su entorno son bosques y montañas porque está situado en pleno parque natural de la Serra d'Espadà. Entre sus muchas opciones senderistas, hay una que transportará al visitante exactamente 80 años atrás. Concretamente, a la Batalla de Levante de la Guerra Civil, de la que esta sierra fue uno de sus principales escenarios. La ruta atraviesa dos montañas gemelas llamadas "las dos tetas". Cada una de ellas estuvo ocupada por uno de los ejércitos enfrentados, y conservan restos de fortificaciones de hormigón. Después, el caminante alcanzará la Rápita, el pico más alto del parque natural. Allí, a 1.106 metros de altura, encontraremos una vista espectacular y más construcciones bélicas: una trinchera y puntos de tirador.Esta es una de las rutas turísticas diseñadas por profesores especialistas en la historia de la Guerra Civil de la Universidad Jaume I de Castelló. Es parte de un proyecto de esta universidad y la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP) que pretende convertir el abundante patrimonio bélico de la zona en un recurso turístico.Búnkeres y trincheras contra la despoblación Según Eugeni de Manuel, jefe de área de Servicios Municipales de la FVMP, los objetivos son varios. Atraer riqueza al mundo rural y frenar la despoblación, lograr un turismo diferenciado y de medio o alto poder adquisitivo y con intereses culturales, y difundir la historia de ese periodo "de acuerdo a la investigación científica y no a los mitos difundidos durante la dictadura franquista". Se trata de "recuperar la memoria histórica como ayuda económica al desarrollo y a a la vertebración del territorio", resumió De Manuel durante un congreso celebrado en la UJI entre el 8 y el 10 de abril, dedicado a la Batalla de Levante, elepisodio de la Guerra Civil en torno al cual gira todo este proyecto turístico.En concreto, las rutas repasan la línea XYZ, un conjunto de fortificaciones que se despliegan a lo largo de 104 kilómetros entre Santa Cruz de Moya (Cuenca) y Almenara (Castelló). Son trincheras, búnkeres y refugios levantados por el ejército republicano gracias al trabajo de más de  14.000 personas, entre las que había soldados y civiles.Hormigón y piedra para frenar a Franco Detalle de una trinchera en Xèrica (Castelló). ELDIARIOCV.ESEstas construcciones permitieron a la República ganar la Batalla de Levante y cortar el paso de las tropas franquistas hacia València en la primavera de 1938. Quedan numerosos vestigios que ahora están localizados y explicados en estas rutas. Sin embargo, queda "mucho trabajo por hacer", explicó De Manuel. Sobre todo, proteger los restos y conseguir la participación de todos los agentes que pueden aportar valor al proyecto: desde los ayuntamientos a las empresas turísticas.El siguiente paso es una reunión con la Agencia Valenciana de Turismo y la UJI que tendrá lugar próximamente en Castelló, en la que se persigue "articular un punto fijo de formación" para los guías que aspiren a rentabilizar este trabajo historiográfico. El proyecto es reciente y de momento los visitantes interesados tienen que conformarse con las instrucciones de los folletos informativos porque no hay empresas turísticas que ofrezcan un acompañamiento profesional. La FVMP está en conversaciones con varias de estas compañías, entre las que está la castellonense Itinerantur.Más allá del sol y playaUno de sus miembros, Chema Rabasa, explica que el "turismo bélico es incipiente pero ya existe. Hace un mes un grupo de senderistas valencianos nos pidió una ruta bélica por la Sierra de Espadán. Acabamos en la Vilavella, donde el Ayuntamiento ha recuperado de forma excelente varias trincheras". Rabasa explica que este tipo de rutas "tienen mucho interés, sobre todo teniendo en cuenta que buena parte de este material está en parques naturales de altísimo valor ecológico". El turismo bélico "es una manera de buscar la diferenciación mediante la puesta en valor del patrimonio y esto es una cuestión de supervivencia para el sector"."El turismo de sol y playa trae mucha gente, pero de poco dinero. Hay que atraer un tipo de turista con mayor poder adquisitivo y la única manera es ofrecer cosas diferentes y auténticas, cosas que no puedes encontrar en otros sitios", concluye. Tierra y silencio sobre las trincherasQuien opte por realizar una de estas rutas se sumergirá en uno de los episodios más desconocidos de la Guerra Civil. La de Levante "no fue una batalla olvidada, sino silenciada por la propaganda franquista porque supuso un éxito de la República", según explicó Vicent Grau durante el citado congreso.Grau es doctorado en Historia Contemporánea por la UJI y miembro fundador del grupo de Estudios de Historia Local y Fuentes Orales de esta universidad, el colectivo de profesores que se ha encargado de la parte historiográfica del proyecto.Esta batalla se refiere a un conjunto de operaciones militares entre abril y julio de 1938. Era un momento de desmoronamiento moral en el ejército de la República después de varias derrotas militares. A pesar de ello, el estratega de la batalla de Levante, el coronel Leopoldo Menéndez, consiguió la victoria. "Resistir es vencer" Encuentro previo de los comandantes republicanos de una compañía antes de iniciar un contraataque en la Batalla de Levante. Fondo fotográfico: Finezas, BV, València, citado por Edelmir Galdón ( Galdón, 2010: 94). ELDIARIOCV.ESSu método combinó una disciplina férrea -con instrucciones de resistir que le llevaron a fusilar a mandos militares que se rindieron a los ataques franquistas sin batallar- con la formación de un ejército popular gracias a la implicación de "sindicatos, partidos y autoridades". Según Grau, Menéndez logró inyectar moral en las tropas, de forma que "la gente sintió que estaba luchando por sus intereses particulares".El objetivo no era derrotar al enemigo, sino aguantar todo el tiempo posible hasta que se produjera un cambio en la política internacional. Era el "resistir es vencer" del entonces presidente del Gobierno, Juan Negrín, que esperaba "el comienzo de la Segunda Guerra Mundial" y pensaba que las "democracias necesitarían entonces de España". Así que "era necesario resistir para después atacar", detalló Grau. Ese contexto político se tradujo en la construcción de trincheras y refugios a lo largo de toda la Serra d'Espadà, barrera orográfica que separaba al ejército de Franco desplegado en Teruel de València. Los militares republicanos se centraron en desgastar al ejército franquista, que avanzaba lenta y penosamente, con un elevado coste en vidas, por la intrincada geografía del interior de Castelló.Aguantar bajo las bombas italianas"Las trincheras permitían a soldados y civiles aguantar las horas de bombardeos aéreos y ataques de artillería" del ejército sublevado y sus aliados italianos, de forma que había muchas menos bajas de las que el enemigo podía esperar, explicó Grau. La estrategia culminó con la victoria en Viver (Castelló), donde los republicanos rodearon y masacraron a las divisiones italianas encargadas de tomar el pueblo. El estudio de esta victoria tiene el valor de tumbar varios de los mitos que la propaganda franquista propagó durante la dictadura, según este estudioso. "En esta batalla hubo una respuesta mayoritaria a favor del Gobierno legítimo de la República, desmitificando el 'movimiento nacional' a favor del golpe de estado de Franco".El éxito militar no se habría producido sin una buena organización del ejército, lo que "nos lleva a superar los tópicos de un ejército republicano totalmente indisciplinado, desorganizado y sin capacidad de respuesta", aunque esta es una realidad que sí se produjo en otros episodios de la guerra. Grau explicó, además, que la República fue derrotada por la falta de apoyo exterior y que Franco "sin la ayuda de Hitler y Mussolini, no hubiera podido ni iniciar la Guerra Civil". Las rutas agrupadas en el proyecto turístico "Línea XYZ" llevarán al visitante a recrear esta historia olvidada gracias a los muchos vestigios que asoman entre la tierra removida de la Serra d'Espadà. El visitante podrá sumergirse en el escenario bélico mientras disfruta de la riqueza natural que lo rodea, y vuelve después al presente para disfrutar de la gastronomía y el patrimonio de los pueblos de la zona.&nbs […]

  • CSI Repil (I, II)
    par noreply@blogger.com (Jordi Grau) le 19 mai 2018 à 11:36

    http://guerraenlauniversidad.blogspot.com.es/2018/05/csi-repil-i.htmllunes, 14 de mayo de 2018CSI Repil (I)A lo largo de todos estos años hemos excavado escenarios de la guerra civil por distintas zonas del Estado, a bordo de vehículos que lucen el logo del CSIC. En la tradición oral de esos sitios nos conocen ya como el CSI. Al fin y al cabo nosotros también somos detectives que reconstruimos microeventos y escenarios de combates y de crímenes que tuvieron lugar hace 80 años. Nuestra segunda campaña arqueológica en la casa de los Amaro en Repil ha contribuido, y de qué manera, a consolidar esta imagen de los arqueólogos como criminalistas del CSI televisivo.A veces en la arqueología de campo los planes salen bien. En Galicia llevaba lloviendo desde enero. El sol apareció el primer día de excavación y desapareció al acabar la última jornada. Además de esta climatología aliada, nuestro trabajo contó con un acicate más. Por primera vez teníamos ante nosotros la orografía original del terreno en el que tuvieron lugar los combates del 20 de abril de 1949. El incendio de octubre del año pasado llevó a la deforestación de todo el entorno. Empresas madereras se apresuraron a talar los pinos quemados, días previos a nuestra llegada. Así pues, las condiciones en abril de 2018 eran muy diferentes a aquellas de junio de 2016, cuando desembarcamos en unas ruinas rodeadas de vegetación y colmatadas por escombros. En aquel entonces excavamos hogueras de cazadores de los años 70, las cuadras, y el suelo de ocupación de la década de 1950 del salón-comedor, cuando Teresa López Ayán volvió de la cárcel de Las Ventas para rehacer su vida en su casa. El último día localizamos un casquillo en el exterior del acceso al patio. La gente dejaba de creer en los agentes CSI: No váis a encontrar nada, nos decían. Nos daba igual. El mero hecho de centrar la atención pública en este sitio, de recuperarlo como lugar de memoria, era más importante que cualquier hallazgo.Pero a la segunda fue la vencida. Diseñamos una secuencia operativa que planteaba las siguientes actuaciones:0. Fotointerpretación de las fotografías aéreas disponibles desde la década de 1950.1. Excavación en área de la entrada al patio desde la huerta.2. Sondeos arqueológicos en los basureros de la vivienda y en el canal de desagüe del muro NW.3. Prospección de cobertura total con el detector de metales en la zona de la huerta y prospección intensiva de todo el entorno.4. Prospección geofísica con gradiómetro del espacio ubicado entre las dos viviendas de Repil.El objetivo fundamental era contrastar la información aportada por la tradición oral y por el testimonio de dos testigos oculares del combate, dos chavales que en 1949 vivieron de cerca lo que allí pasó. Uno de ellos falleció hace año y medio y el otro todavía está vivo. Los dos se negaron a que se les mencionase en público. Todo un ejemplo de cómo el miedo y el silencio impuestos por la represión franquista sigue perviviendo en el rural de este país en pleno siglo XXI. A su vez, también queríamos cotejar la realidad aportada por la materialidad con la versión oficial de la Guardia Civil y el propio relato que corrió entre los compañeros guerrilleros de los que aquí murieron.El lugar habitado de Repil, en el vuelo americano de mediados de los años 50. Los resultados han sido más que sorprendentes, si tenemos en cuenta una cosa. Desde el 20 de abril de 1949 todo este espacio ha sufrido alteraciones de calado. La casa fue reocupada por la familia hasta 1964. Se hicieron obras en la línea férrea y en la carretera, acondicionamiento de cunetas y rellenos. Llegó la repoblación forestal y sucesivos incendios desde la década de 1970 se cebaron con todo este despoblado. La extinción del último incendio de octubre conllevó el empleo de maquinaria y la apertura de pistas. La reciente deforestación también ha alterado todo el entorno. Por no hablar de los procesos erosivos producidos por el fuego y los arrastres provocados por las lluvias de los últimos meses. A pesar de todo ello, pudimos reconstruir el escenario del crimen, con éxito.El despoblado de Repil en la década de 1980.Publicado por El Ayán en 19:38 Etiquetas: Antifascismo, Arqueología pública, Detector de metales, Excavación, Galicia, Hallazgos, Materiales arqueológicos, memoria, Metodología, Posguerra, Prospección, Ruinas, topografíahttp://guerraenlauniversidad.blogspot.com.es/2018/05/csi-repil-ii.htmlsábado, 19 de mayo de 2018CSI Repil (II)Maximino Amaro y Teresa López, los fundadores de la casa de Repil.En esta zona de la Galicia rural los castros sigue siendo hitos en el paisaje. El castro de Chavaga aparece citado ya como límite entre condados en época sueva. La gente vivía y sigue viviendo, en el Alto. Fue más fácil cruzar el Atlántico y afincarse a miles de kilómetros de distancia, que bajar medio kilómetro a asentarse en el llano. Hombres de estas parroquias fueron reclutados para hacer con sus manos la mayor obra de ingeniería del momento: el canal de Panamá. Esta fue la punta de lanza para probar suerte después en los Estados Unidos y Cuba. Las viejas viviendas abandonadas en Chavaga y parroquias limítrofes lucen todavía en los dinteles de las portadas placas oxidadas de casas de seguros de Santiago de Cuba y de La Habana. En sus paredes se desconcha la decoración esgrafiada, hecha a imitación de modelos urbanos de allá.Levantamiento topográfico del despoblado de Repil. Una de estas familias que abandonaron el Alto para hacer las Américas fueron los Amaro. Antonio Díaz Amaro todavía conserva el viejo libro de familia editado bajo el reinado de Alfonso XIII con la autorización del Ministerio de Gracia y Justicia. Tras la portada violácea cruzada por un manchón a modo de meandro de la memoria, se recoge con exactitud burocrática el devenir de una serie de individuos trasatlánticos. El 21 de mayo de 1919 se casaban en la iglesia de Chavaga Maximino Amaro (1897-1937) y María Teresa López Ayán (1897-1962). Un año después nacía en la Central de Socorro de Matanzas (Cuba) su primer hijo, de nombre Alfredo. En 1922, en Cárdenas (Cuba), veía la luz Inés. En 1924 en La Habana, nacía el tercer vástago, Álvaro. A su vez, Ofelia venía al Nuevo Mundo en 1926, en El Vedado, La Habana. Libertad nacería en 1927, de vuelta ya a Chavaga. El último hijo, el pequeño Julio, se murió con sólo dos años de edad (1930-1932).El vuelo americano de 1956 da una buena idea de cómo era este espacio en 1949.En los años de la IIª República, la familia Amaro López decidió dar un paso más ambicioso que el de cruzar el océano atlántico: bajar al llano. La dinastía Julio-Claudia, los flavios... se empeñaron por vía civil y criminal en que los galaicos abandonasen los castros en época altoimperial. No valió de nada. En Chavaga hubo que esperar 2000 años. Los Amaro, como otros emigrantes retornados, habían visto mundo y sabían que el Progreso, con mayúsculas, estaba en la carretera y en la vía del tren. En el paraje deshabitado de Repil había un paso a nivel y la parada del coche de línea. La gente de A Pobra do Brollón, cuando volvía de la feria o de las fiestas de Monforte, organizaba improvisadas foliadas aquí. Repil era una zona fronteriza con unos lindes no muy claros en aquel entonces. Maximino Amaro tuvo que solicitar permiso en 1934 a Obras Públicas para levantar su casa, ya que el solar elegido podía verse afectado por la servidumbre impuesta por la carretera de tercer orden de Puebla de Brollón a Orense. La nueva casa se emplazaba a la altura del kilómetro 1, hectómetro 7.Repil antes del incendio de 2017, cubierto de vegetación.En esa época, el solar se hallaba dentro del término municipal de A Pobra do Brollón. Será este ayuntamiento el que le conceda permiso para construir una casa, el 8 de septiembre de 1934, con la condición de que la fachada de la obra fuese paralela al eje de la carretera y distase por lo menos quince metros y cincuenta centímetros. La licencia de obra se aprueba el 12 de diciembre de 1935.Mojón megalítico en el extremo de la huerta de los Amaro:límite entre Monforte de Lemos y A Pobra do Brollón. Esta vivienda, como era tradicional entonces, se construyó a partir de la red de colaboración familiar e intervecinal, materializada en el sistema solidario de axudas e contraaxudas. De acuerdo con esta costumbre, la familia contaba con el auxilio de amigos, vecinos y parientes para la construcción de la casa. Carros tirados por vacas y bueyes contribuían a carretar la piedra, en este caso procedente de la propia sierra adyacente. Repil se ubica al pie de una dorsal antigua, un complejo geológico del período Ordovícico que separaba dos grandes lagunas hace mucho tiempo. Este macizo de esquisto cuarcítico contrasta con la naturaleza sedimentaria de los valles adyacentes (Lemos y Somoza). En prospección, y gracias a la deforestación posterior al incendio de octubre del año pasado, hemos podido localizar las pequeñas canteras de donde se extrajo la piedra para la construcción de la nueva casa de los Amaro y de la vecina casa da Adela. Repil, como lugar habitado, nació poquito antes de que se desatase la guerra civil española.Publicado por El Ayán en 8:58 Etiquetas: Antifascismo, Arqueología pública, espectro, Excavación, Galicia, Prospección, Ruinas, topografia […]

  • Los restos de 22 víctimas del franquismo serán entregados a sus familias en Guadalajara este sábado
    par noreply@blogger.com (Jordi Grau) le 18 mai 2018 à 20:13

    https://www.eldiario.es/clm/victimas-franquismo-entregados-familias-Guadalajara_0_772372874.htmlFueron exhumados en el cementerio de Guadalajara e identificados dentro del proceso judicial seguido dentro del caso de Timoteo MendietaLa Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica ha pedido colaboración para localizar a 18 familias de víctimas del franquismo y que ya ha dado algunos frutosMarco Antonio González, vicepresidente de la asociación, sostiene que su trabajo se complica y reclama "una política regional de memoria histórica contundente y que no existe"Carmen Bachiller 17/05/2018 - 12:14hCompartir en FacebookCompartir en TwitterMuchas familias han seguido buscando a sus seres queridos en los últimos 80 años FOTO: ARMHMÁS INFOPiden colaboración para encontrar a las familias de 18 desaparecidos víctimas del franquismoETIQUETAS: víctimas del franquismo, Guadalajara, ARMH,marco antonio gonzálezEl próximo sábado, 19 de mayo, la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) entregará a sus familias los restos identificados genéticamente de 22 personas que fueron exhumadas en el cementerio de Guadalajara, dentro de la búsqueda de los restos de Timoteo Mendieta promovida por la jueza argentina, María Servini de Cubría, que desde el año 2010 investiga los crímenes del franquismo en aplicación del principio de justicia universal.Marco Antonio González, miembro de la asociación, explica que se trata de un acto de "homenaje", con música y poesía, en el que hablarán tanto los familiares como voluntarios del proceso de exhumación e identificación de los desaparecidos. "Es  un acto de acompañamiento a las familias para despedir a sus seres queridos". La asociación entregó a la familia de  Timoteo Mendieta los restos de este sindicalista de UGT fusilado tras la guerra civil y, de forma más reciente, hace apenas un mes, han hecho lo propio con los restos de Gregorio Florián Expósito,identificado genéticamente y exhumado por la ARMH en mayo de 2017 en el cementerio de Guadalajara. Los restos fueron recogidos por su hijo, Primitivo FloriánHay que recordar que la  Asociación para la Recuperación de la Memoria Históricallevó a cabo dos exhumaciones. La primera en enero del año 2016 pero tras practicar las pruebas de ADN descubrió que los restos de Timoteo Mendieta no se encontraban en el lugar indicado en el registro del cementerio. Fue esa la razón por la que tras un estudio posterior se decidió explorar la posibilidad de buscar sus restos en otra fosa.Tras las dos exhumaciones la ARMH localizó los cuerpos de 50 personas y llevó a cabo un estudio osteológico de cada uno de los cuerpos tras el cual ha podido identificar los restos de 25 personas. La última ayer mismo. Se trata de Román Adalid Moreno,  vecino de la localidad de Salmerón (Guadalajara) tras el llamamiento público realizado por la asociación para localizar a las familias de 18 personas, víctimas del franquismo, e identificadas tras las exhumaciones.Su hijo vive hoy en Barcelona. En 1939 su padre fue encarcelado. Un hermano trató de llevar un atillo con una muda a Román  "Le dijeron que se volviera a casa que al día siguiente iba a ser fusilado". Fue el 20 de octubre de 1939. "Su hijo está muy emocionado y deseando llevar los restos de su padre al pueblo".Listado de personas exhumadas en el cementerio de Guadalajara a cuyas familias se intenta localizar FUENTE: ARMHLa asociación ha solicitado a algunos ayuntamientos que presten un espacio en sus cementerios para depositar los restos que no son reclamados por ninguna familia, de los que se tiene un informe osteológico y una muestra de ADN por si en algún momento aparece un familiar que quiera contrastar genéticamente su identidad.Marco Antonio González explica que el Ayuntamiento de Sacedón ya se ha prestado a acondicionar un espacio para tres vecinos ya identificados y para posibles nuevos casos. Algunas familias que no son oriundas de esta localidad aprovecharán para depositar allí los restos recuperados. "Será un lugar de memoria". González lamenta, sin embargo, la postura del alcalde de Auñón, el 'popular' Máximo Santos Dorado. Es otra localidad con tres personas identificadas en el cementerio de Guadalajara y una cuarta cuyos restos siguen desaparecidos, Tomás Vicente Lorente, y que su familia busca desde 2008.El alcalde se ha negado a que sus restos puedan reposar en la localidad. "Nos ha dicho que el Ayuntamiento no se hacía cargo y que el lugar donde deberían estar los restos es en la fosa común donde habían estado durante 80 años. La excusa es que el cementerio no es municipal sino eclesiástico". Exhumación en el cementerio de GuadalajaraMás de 120 casos documentados y "exhumables" en el cementerio de GuadalajaraEn el cementerio de Guadalajara existen 17 fosas comunes en la parte 'civil' con unos 350 cuerpos. La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) tiene un centenar de peticiones de familiares que buscan a personas desaparecidas durante o después de la Guerra Civil. Marco Antonio González explica que la asociación tiene 120 casos documentados de restos "exhumables" pero, reconoce, "se trata de una intervención gigantesca que no depende de nosotros. Hemos tenido que estar batallando todo con el Ayuntamiento de Guadalajara. Y cuando digo todo, es todo. Nosotros tenemos toda la disposición pero si no la tiene el Ayuntamiento...Si la familia Mendieta tuvo que ir a Argentina fue por algo".La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica echa en falta "una política regional de memoria histórica contundente y que no existe"González cree que "debería depender de una política regional de memoria histórica contundente y que no existe. Que se escuchara a las víctimas y no solo a una parte que es el dueño del terreno". El vicepresidente de la ARMH sostiene que "siguen apareciendo casos. La gente tiene esa necesidad. Y tras ver lo ocurrido en el cementerio de Guadalajara, con un trabajo técnico inmaculado o con el acto del próximo sábado...igual no se rompe España, ni hay viejos rencores. Nosotros pudimos trabajar 40 días sin problemas con nadie".&nbs […]

  • DÍA DAS LETRAS GALEGAS. La maestra extremeña a la que Franco retiró el pasaporte por enseñar gallego
    par noreply@blogger.com (Jordi Grau) le 17 mai 2018 à 15:28

    http://www.publico.es/culturas/maestra-extremena-franco-retiro-pasaporte-gallego-maria-victoria-moreno.htmlEl Día das Letras Galegas homenajea a María Victoria Moreno, la escritora y pedagoga que vinculó la defensa del idioma de Galicia a la lucha por la libertad y la justicia socialHomenaje a María Vitoria Moreno en la Biblioteca del Instituto Gonzalo Torrente Ballester de Pontevedra, en abril de 2018. WIKIPEDIAMÁS INFORMACIÓNEl Día de las Letras Gallegas, un acto reivindicativo contra Nuñez FeijóoLas Letras Galegas conmemoran su cincuenta aniversarioA CORUÑA16/05/2018 21:01 Actualizado: 17/05/2018 06:30JUAN OLIVERA María Victoria Moreno el franquismo la mantuvo vigilada buena parte de su vida por culpa de una historia de amor. Porque, como ella acostumbraba a decir, se enamoró del gallego, ese tipo tan equivocado para cualquier mujer de la época que se prestara a plegarse a los dictados del nacionalismo españolista que ostentaba el poder.Una lengua, además, que no era la suya, y que sólo conoció de adulta. Pero de la que se encandiló al llegar a Galicia, y que acabó utilizando como la herramienta principal de su producción literaria y de su compromiso con la democracia y la justicia social.María Victoria Moreno Márquez es la personalidad homenajeada hoy en el Día das Letras Galegas, una celebración que glosa cada 17 de mayo, desde 1963, la figura de aquellas personas destacadas por escribir en gallego o por defenderlo. En ella coinciden esas dos circunstancias, aunque en su caso se añaden otras dos que también merecen destacarse.En primer lugar, no era gallega, sino formalmente extremeña, nacida en 1939 en Valencia de Alcántara, un pueblito cacereño cercano a la frontera con Portugal, hija de madre malagueña y de padre toledano. En segundo lugar, era mujer. Y no hay que olvidar que de los 56 intelectuales, poetas, novelistas, filósofos, pintores, dramaturgos, trovadores y artistas que han protagonizado el Día das Letras desde que la Real Academia Galega instituyera la celebración hace otros tantos años, sólo cuatro (Rosalía de Castro, Francisca Herrera Garrido, María Mariño y María Victoria Moreno) han sido mujeres.Del medio centenar de intelectuales y artistas que han protagonizado el Día das Letras sólo cuatro han sido mujeresAdemás de escribir en gallego o de haberse destacado en su promoción y defensa, para que una persona pueda encabezar la conmemoración del Día das Letras la RAG también exige que lleve al menos diez años muerta. María Victoria falleció hace trece en Pontevedra, a donde se había trasladado en 1963 cuando a su marido, invidente, le dieron una plaza de profesor en el Colegio de la Organización Nacional de Ciegos Españoles.Ella también era maestra, como su madre, y fue en Pontevedra donde empezó a impartir clases de gallego casi en la clandestinidad. Primero, utilizando las horas lectivas de sus aulas como profesora, y posteriormente catedrática, de Lengua Española en el Instituto Masculino de la ciudad. Después, como voluntaria y sin cobrar, en entidades como la Asociación de Amigos da Cultura de Pontevedra o el Ateneo [Republicano] de Ourense, entidades que la Dictadura consideraba puntos habituales de reunión de los opositores al Régimen en Galicia. A ella le retiraron el pasaporte en 1974 como represalia por su colaboración con esas organizaciones.María Victoria llegó a Galicia después de un periplo vital inusual para una joven de su edad en la España franquista. De Extremadura, sus padres se mudaron a Segovia, ciudad que abandonó con 14 años para estudiar bachillerato en Barcelona gracias a una beca. Al terminar, se licenció en Filología Románica en Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Complutense de Madrid.Placa en la vivienda de Pontevedra donde vivió María Victoria Moreno. WIKIPEDIAEl flechazo con el idioma de su tierra de acogida le llegó de la mano de Xesús Alonso Montero, intelectual gallego y factótum del Partido Comunista de Galicia durante el franquismo, a quien conoció cuando fue destinada provisionalmente a un Instituto de Lugo, y quien se convirtió pronto en su principal valedor. “La actitud ante el idioma, la ética y el compromiso con sus hablantes los heredé de quien fue mi maestro”, decía de él.La época en la que aquella maestra se enamoró del gallego fue muy dura para quienes también lo amaban. La Dictadura franquista prohibía su enseñanza en las escuelas públicas, consideraba una afrenta su uso en cualquier instancia oficial y ridiculizaba y descalificaba a quienes osaban emplearlo en la calle, o simplemente más allá del entorno familiar. La represión fue tal que llegó a reducir a la imagen de una lengua rica, hermosa y milenaria, sobre la que se había construido la identidad cultural de todo un pueblo, en la imagen caricaturesca de un dialecto zafio y atrasado, símbolo de la incultura y el subdesarrollo.Detallede la placa en la casa de Pontevedra donde vivió María Victoria Moreno. WIKIPEDIAContra esa imagen, que lamentablemente el gallego todavía arrastra hoy en algunos ámbitos incluso dentro de la propia comunidad, y contra todo lo que representaba social y moralmente para quienes la sufrían, luchó aquella profesora espigada y de ojos enormes que de niña tuvo que esperar dos años para empezar el bachillerato porque el salario de maestra de su madre, a la muerte de su padre, no podía costeárselo.En Galicia, María Victoria empezó escribiendo joyitas de literatura infantil (hay quien considera su Mar Adiante, publicada por Edicions do Castro en 1974, la novela fundacional de la literatura infantil en gallego), y terminó convertida en referencia de la sociolingüística en esa lengua. Varias generaciones de gallegos aprendieron también a amarla, contribuyendo así a restaurar la deteriorada imagen de su idioma, a través de los libros de texto de los que era coautora y con los que el gallego volvió a las aulas públicas tras la Transición.El perfil de Moreno en la Real Academia Galega asegura que decir que era extremeña sólo puede obedecer al desconocimiento de su biografía o la confusión, porque era tan gallega de alma como italiano era Italo Calvino pese a haber nacido en Cuba. Aunque quizá a ella eso era lo que menos le importaba. Al menos, lo expresaba de una forma mucho más sencilla: “Se estou coa xente que amasa o meu pan e mais colle no mar os peixes da miña mesa, tamén quero falar con eles. Falar a súa fala”. […]

  • "El 'terror rojo' en Cataluña durante la Guerra Civil es un mito"
    par noreply@blogger.com (Jordi Grau) le 17 mai 2018 à 12:06

    https://www.infolibre.es/noticias/cultura/2018/05/17/terror_rojo_cataluna_durante_guerra_civil_mito_82909_1026.htmlClara MoralesEl historiador José Luis Martín Ramos recoge en un exhaustivo ensayo las luces y sombras del frente catalán durante la contiendaEl investigador niega que la represión del bando republicano fuera inusualmente dura en la región, como sostiene parte de la historiografíaPublicada 17/05/2018 a las 06:00Actualizada 16/05/2018 a las 22:01 Bombardeo de Barcelona en marzo de 1938. Verano de 1937. En Cataluña escasean el arroz, las lentejas, las judías y las habas, y en Barcelona la población las sustituye por verduras frescas que muchos no se pueden permitir. La cosecha de trigo se reduce casi a dos terceras partes mientras la población crece un 20% por la llegada de refugiados de todo el país. Unos 160.000 catalanes luchan contra el bloque fascista en el Ejército Popular, suponiendo el 30% del total de sus fuerzas (según cifras de Esquerra Republicana). Los enfrentamientos armados de mayo entre organizaciones como CNT, FAI, POUM, PSUC y PCE han quebrado a la izquierda. Y aún queda un año y medio de guerra hasta la entrada de las tropas franquistas en Barcelona en enero de 1939.La idea que persiste sobre aquellos años, explica el historiador José Luis Martín Ramos (Barcelona, 1948), es la de un nido de intrigas y negociaciones entre la resistencia al golpe de Estado, un escenario de "terror rojo" en el que nadie estaba a salvo, un territorio sin reglas en el que unos trataban de hacer la revolución y otros trataban de impedirlo. Su libro, Guerra y revolución en Cataluña (1936-1939) (Crítica) trata de negar o matizar lo que considera unas "interpretaciones tópicas"sobre la contienda. Ángel Viñas, uno de los investigadores de referencia en el período, se deshace en elogios en el prólogo: "El análisis que el lector tiene en sus manos es, en mi opinión, el más depurado, el mejor que se ha escrito hasta hoy sobre el tema, en castellano, inglés, alemán, francés o italiano".  Viñas confirma la imagen de avispero del frente catalán: "No cabe duda de que, de todos los territorios que constituyeron la retaguardia republicana, Cataluña constituyó el ejemplo político, económico y social —y a la postre militar— más complejo. También, por consiguiente, el más interesante". Pero Martín Ramos se detiene un segundo, al otro lado del teléfono, cuando se le pregunta por las particularidades de la contienda catalana en comparación con las demás regiones que resistieron hasta bien avanzada la contienda, como Valencia o Madrid. La escasez, la ruptura de las instituciones o las colectivizaciones se dieron igualmente en otros territorios. También la violencia de la retaguardia republicana, más señalada en Cataluña, pero presente en los primeros meses tras el golpe de Estado, explica el autor, en todo el bloque. El historiador esboza dos: la supervivencia precaria de las instituciones de la Generalitat, que convivirían con el Gobierno central, y la presencia de este a partir de octubre del 37.Sobre el "terror rojo" —que "mucha propaganda y no poca historiografía sigue sosteniendo"—, Martín Ramos se detiene para refutarlo. "Que hay violencia en la retaguardia es indiscutible", lanza el historiador, "en la retaguardia republicana, practicada por quienes defienden la república, y en el bando sublevado, por los sublevados". Pero establece una primera diferencia: entre los fascistas, la violencia va "de arriba a abajo, primero para el triunfo del golpe y luego para la formación de un nuevo Estado". En la zona republicana, sin embargo, va "de abajo a arriba", no está impulsada ni por la Generalitat ni por el Gobierno, ni siquiera por las direcciones de sindicatos y partidos. El mismo 25 de julio de 1936, días después del golpe, Lluís Companys, presidente de la Generalitat, se dirige ya al Comité Central de Milicias Antifascistas pidiendo el fin del derramamiento de sangre.El volumen cifra el número de víctimas en toda Cataluña en 8.360, un 2,9% de la población, "un porcentaje situado en la franja media de la represión en el territorio republicano". Unas 400 de estas muertes corresponden a sentencias dictadas por distintos tribunales de guerra o tribunales populares, lo que supone un porcentaje de un 1,3 por diez mil, "que resistiría cualquier comparación sobre represión institucional o de retaguardia en una situación de guerra civil". "En Cataluña, la violencia institucional es muy pequeña", insiste el historiador. "El 'terror rojo' es un mito. No hubo. Eso no quiere decir que la gente no estuviera aterrorizada, lo que decimos es que no había una represión política organizada, como en la Revolución Francesa".Los "asesinatos extrajudiciales" se concentran, sobre todo, en el verano tras el levantamiento (un 61%), y entre octubre y diciembre (22%). "El parcial vacío de poder tras el golpe significa que el control de la sociedad se rompe, y la respuesta violenta o el ajustar cuentas no tiene freno en los primeros, y parece favorecido por la lucha contra los sublevados y los que apoyan a los sublevados", explica. Se da lo que llama una "violencia reactiva" contra los participantes en la rebelión o las instituciones a las que representan, pero también "ajustes de cuentas de conflictos sindicales que vienen de los años veinte, ajustes de cuentas entre patronos y obreros, arrendatarios y amos, ajustes de cuentas políticos…". Lo que Solidaridad Obrera, periódico de CNT, llamó "Ojo por ojo y diente por diente", celebrando el asesinato de un dirigente patronal que había instigado el pistolerismo contra los sindicalistas. Pero Martín Ramos advierte: "Esta violencia afecta a todos los republicanos, no solo a los anarquistas, por coger un estereotipo".La visión que el historiador da sobre los sucesos de mayo del 37, en los que se enfrentaron a tiros las distintas fuerzas de izquierdas en Barcelona y en toda Cataluña, difiere también del de parte de la historiografía. Antes de las jornadas que provocarían una crisis en el Gobierno republicano y una brecha más profunda en la resistencia antifascista, la situación era inédita. La Generalitat sobrevive "en precario" mientras las organizaciones de izquierdas ocupan las calles, los centros de trabajo, las fábricas. Algunas instalaciones arrebatadas a los rebeldes, como el edificio de la Telefónica en la plaza de Cataluña, centro de los enfrentamientos, no habían vuelto a manos de las autoridades. "Siguiendo las memorias de los dirigentes de la CNT o del POUM, se ha entendido siempre que había unos revolucionarios y unos contrarrevolucionarios en el campo republicano", explica Martín Ramos. "Yo defiendo que eso es imposible: los contrarrevolucionarios son los que se han levantado en armas. Mi tesis es que revolucionarios son todos, y que cada formación entiende la revolución de manera diferente". Insiste el investigador en que estas visiones no eran antagónicas. Pero acabaron siéndolo: "La confrontación no consigue resolverse en términos políticos, y cuando discutes en una situación de guerra, entre gente armada, si no llegas a un acuerdo un día u otro te enfrentarás con las armas".Martín Ramos no se cansa de repetirlo: hasta ahora, defiende, el estudio sobre el período se ha construido sobre las memorias de sus protagonistas o los relatos de las organizaciones a las que pertenecían. En un momento de especial tensión política, estas fuentes son solo fiables en parte. Por ello, para estudiar, por ejemplo, los movimientos de la CNT, no se fija tanto en las acusaciones de otros sindicatos o en los amargos recuerdos de sus dirigentes, sino en sus documentos internos —que, por cierto, dan fe según el investigador, de una rebelión anarquista en el origen de los enfrentamientos de mayo—. Es una manera de revolverse ante un estudio del período que, considera, se ha movido por inercia. "Es la dictadura la que ha organizado la memoria colectiva de las generaciones de después de la guerra", denuncia. "La Transición fue un pacto y, de una manera implícita, el análisis a fondo de la guerra en esa etapa quedó en suspenso". Además de una estudio reavivado de la Guerra Civil, Martín Ramos percibe un "cambio en la memoria colectiva". Pero añade, algo escéptico: "Aunque fíjate, aquí estamos, hablando aún de 1939".&nbs […]

  • Judicializan la fosa 128 del cementerio de Paterna tras hallar al menos 10 cuerpos con signos de violencia
    par noreply@blogger.com (Jordi Grau) le 17 mai 2018 à 07:27

    http://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/2018/05/15/5afb2d3222601d855e8b45cd.htmlEUROPA PRESSValenciaCompartir en FacebookCompartir en TwitterEnviar por email15 MAY. 2018 20:55Trabajos de excavación y exhumación en una de las fosas del cementerio de Paterna. BIEL ALIÑO4comentariosVer comentariosEl Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Paterna (Valencia) ha abierto diligencias por la aparición de al menos diez cuerpos con signos de violencia en la fosa 128 del cementerio municipal de Paterna.Las obras de excavación y exhumación, financiadas por la Diputación de Valencia y a cargo del equipo de ArqueoAntro, esperan hallar en torno a 130 fusilados durante la represión franquista, recuerda la corporación provincial en un comunicado.De los últimos diez cuerpos hallados, dos de ellos presentan fracturas compatibles con disparos de proyectil en el cráneo. Los restos óseos también muestran evidencias claras de muerte por violencia.Como en anteriores ocasiones, la Diputación y los responsables de la excavación -el director arqueológico, Miguel Mezquida, y el antropólogo, Javier Iglesias- se han personado en el juzgado para denunciar estas muertes, con el objetivo de que "las exhumaciones sean judiciales y por fin podamos darle justicia a las víctimas del franquismo", ha reivindicado la responsable provincial de Memoria Histórica, Rosa Pérez Garijo."Verdad, justicia y reparación"El presidente de la Asociación de Víctimas, Daniel Galán ha confiado en que este proceso sirva para "dignificar" la memoria de sus familiares. "Buscamos verdad, justicia y reparación", ha sentenciado.Los trabajos comenzaron el pasado 2 de mayo. Tras delimitar el contorno de la fosa común, el equipo ha excavado las paredes cubiertas de cal para extraer los huesos humanos.De esta forma, los arqueólogos han localizado al menos diez cuerpos, pero esperan hallar en torno a 130 víctimas asesinadas procedentes de localidades de la provincia de Valencia y de otros territorios, como Murcia, Granada, Jaén, Toledo, Ciudad Real y Guipúzcoa. […]

  • Contra la falacia de los bandos igualmente culpables
    par noreply@blogger.com (Jordi Grau) le 16 mai 2018 à 19:58

    https://ctxt.es/es/20180516/Politica/19628/memoria-franquismo-josep-fontana-stanley-payne-dictadura-transicion.htmPrólogo al ‘Diccionario del franquismo. Protagonistas y cómplices, 1936-1978’, de Pedro L. AngostoJOSEP FONTANAFrancisco Franco. 16 DE MAYO DE 2018.La forma en que se produjo en España el pacto de la “transición” contribuyó a que se hiciera el silencio sobre la historia del franquismo, puesto que no se podían airear las responsabilidades de los mismos con quienes se pactaba, ni depurar las culpas de miembros de la jerarquía militar o judicial que seguían desempeñando sus cargos. Y aunque ha habido en las últimas décadas un volumen considerable de investigación que ha permitido conocer a fondo la realidad de los crímenes y desmanes de la dictadura, se sigue manteniendo desde los organismos públicos y desde los medios de comunicación una especie de neutralidad que ha favorecido la aparición de un revisionismo histórico que pretende demostrar que la guerra civil no fue más que un enfrentamiento entre dos bandos igualmente culpables. La confusión creada por esa indefinición explica escándalos intelectuales como el del Diccionario Biográfico Español, publicado por la Real Academia de la Historia entre 2009 y 2013, o la confusión que ha hecho posible que se difundiera recientemente por los medios la desgraciada ocurrencia de Daron Acemoglu de comparar la transición española con la “primavera árabe”.Confieso que nunca he entendido que se pueda valorar del mismo modo una república que formó maestros, abrió escuelas y creó bibliotecas públicas en los pueblos, y un régimen militar que asesinó a maestros, cerró escuelas y bibliotecas y quemó libros. Pero así deben pensar quienes alientan esta ola de revisionismo, apoyada por autoridades tan dudosas como la de Stanley Payne, dispuesto siempres a apadrinar cualquier engendro contra la República y en defensa del franquismo.Conocí a Payne en los años sesenta, en una ocasión que pasó por Barcelona y se reunió con un grupo de jóvenes historiadores. Era por entonces un autor de moda. Había publicado en 1962 Falange. A history of Spanish fascism, que Ruedo Ibérico tradujo en París tres años más tarde. Nos estuvo describiendo a los falangistas de los años de la Segunda república como un grupo de jóvenes intelectuales amantes de la poesía. Se me ocurrió preguntarle cuál era en aquellos años la fuente de ingresos de que vivía José Antonio y me contestó: “Eso no lo sé”. Me pareció poco serio que montase todo un tinglado interpretativo prescindiendo de asentarlo sobre la realidad y perdí desde aquel momento la confianza en la calidad de su investigación.Pero es que la calidad de la investigación no cuenta en las valoraciones del revisionismo. Podemos verlo en la forma en que reaccionan contra quienes les contradicen. Uno de los objetos de su furor es, por ejemplo, Ángel Viñas, un investigador que tiene una obra posiblemente tan copiosa como la de Payne, pero que se distingue netamente de la de éste por la ingente cantidad de nueva documentación que ha sacado a la luz y ha publicado.En un reciente alegato contra Viñas, Carlos González Cuevas, cuya interpretación del régimen franquista se expresa en afirmaciones como “Franco era, como aparecía en las monedas de la época, ‘Caudillo por la Gracia de Dios’; lo que suponía unos límites claros a su capacidad de decisión” o “el pluralismo inherente al régimen político nacido de la guerra civil”, se dedica sistemáticamente a la tarea de denostar las obras de Viñas, sin argumentos sólidos para fundamentar la crítica. Un ejemplo de ello lo tenemos en la condena de que haya publicado las memorias de Francisco Serrat Bonastre, “con el solo objetivo de fundamentar sus prejuicios antifranquistas”. Pero Serrat era un embajador al servicio de la República, que abandonó su puesto en Varsovia para unirse al régimen franquista, que le nombró Secretario de Relaciones Exteriores. Si tenemos en cuenta, además, que sus memorias no estaban destinadas a la publicidad, sino que permanecían en manos de la familia, para descalificarlas, y para criticar a Ángel Viñas por haberlas publicado, se necesita cuando menos aportar evidencias que lo justifiquen. Lo que realmente necesitamos es más documentación y más conocimiento. De ahí que me parezca oportuno celebrar la publicación de este diccionario bibliográfico del franquismo que Pedro L. Angosto ha realizado con un notable esfuerzo de documentación. Si los grandes nombres cuentan con una bibliografía más o menos accesible, es difícil encontrar información de otros muchos cuya trayectoria vital se recoge en estas páginas. Será, en suma, una nueva herramienta que nos ayude a conocer mejor la historia de una época. AUTORJosep Fontana […]

  • Más de 30.000 euros para repatriar soldados de la División Azul que apoyaron a Hitler y 0 euros para exhumar fosas franquistas
    par noreply@blogger.com (Jordi Grau) le 16 mai 2018 à 17:30

    https://www.infolibre.es/noticias/politica/2018/05/16/mas_000_euros_para_repatriar_excombatientes_division_azul_euros_para_exhumar_fosas_franquistas_82874_1012.htmlLara CarrascoEl Gobierno justificó la retirada de la partida destinada a Memoria Histórica porque, argumentó, “carece de recursos”A pesar de que prometieron volver a presupuestar estos trabajos con la recuperación económica, los PGE de este año no contemplan destinar ni un solo euroPublicada 16/05/2018 a las 11:12Actualizada 16/05/2018 a las 12:01 Franco saluda a Adolf Hitler. IL.El Gobierno “carece de recursos” para llevar a cabo trabajos de exhumación en fosas de víctimas del franquismo, pero no para repatriar los cuerpos de los excombatientes españoles de la División Azul, el ejército que colaboró junto a los nazis en la Segunda Guerra Mundial. Concretamente, en esta última actividad, el Ejecutivo gastó 28.010 euros desde el año 2007. Antes de esa fecha, se tiene constancia de haber gastado otros 4.000 euros. En total, con estos 32.010 euros, se han repatriado desde entonces a 29 excolaboradores de las tropas alemanas. Por el contrario, desde el año 2012, las partidas destinadas a realizar trabajos de exhumación de víctimas de la dictadura franquista han ido desapareciendo. En 2009 se destinaron 1,3 millones; en 2010, 2,1 millones; y en 2011, 2,2 millones. Desde 2012, el presupuesto público se ha quedado a cero.Son datos del propio Gobierno, que ha contestado así a una pregunta realizada por el portavoz de Compromís en el Senado, Carles Mulet. “¿Qué cantidad económica ha destinado la administración general del Estado desde el año 2000, año por año, para el retorno de cuerpos de miembros de la División Azul?”, preguntó por escrito el pasado mes de marzo.Hasta diciembre de 2011, los gastos eran asumidos por la Dirección General de Asuntos Económicos del Ministerio de Defensa. Desde entonces, si los familiares no pueden hacer frente a ellos, es la Dirección de Apoyo al Personal (Diaper) del Ejército de Tierra la que se encarga, según ha respondido el Gobierno dirigido por Mariano Rajoy. “En relación con la información interesada, se señala que el Gobierno, a través del Ministerio de Defensa, colabora en la repatriación de restos de soldados españoles caídos en la II Guerra Mundial que reposan en cementerios de suelo ruso”, ha confirmado.Por este motivo, Mulet ha lamentado “que el PP pueda destinar el dinero de todos únicamente a repatriar cuerpos de voluntarios que lucharon junto al ejército Nazi contra el pueblo ruso, pero no para sacar de las cunetas y las fosas a las víctimas del franquismo”, ha informado Compromís. “Hay miles de españoles en fosas, a pocos quilómetros de la Moncloa, empezando por el Valle de los Caídos, a los cuales no se les permite una sepultura digna, mientras el dinero de todos sí puede destinarse a repatriar a colaboradores del ejército nazi a más de 7.000 quilómetros”, ha denunciado Mulet.El PP olvida el presupuesto destinado a Memoria HistóricaLo cierto es que desde el año 2012, poco después de que el PP llegara al Gobierno, la partida presupuestaria destinada a la exhumación de fosas comunes y a la Memoria Histórica en general se ha quedado a cero. En 2011, los Presupuestos Generales del Estado llegaron a destinar más de seis millones de euros a reparar la memoria de las víctimas de la dictadura. Poco después, la partida desapareció. ¿Por qué motivo? Por “carecer de recursos para ello”. “La colaboración económica con las asociaciones memorialísticas” se reanudará “tan pronto sea posible destinar nuevas partidas presupuestarias”, respondió el Gobierno cuando también Compromís le preguntó por esta cuestión.Sin embargo, ya desde el año 2013, las consignas de los conservadores sostenían que España había salido de la crisis. “Las reformas del Gobierno y los esfuerzos de todos los ciudadanos nos sitúan en el fin de la recesión y en el prólogo de la recuperación”, dijeron en octubre de 2013. Lo reiteraron un año más tarde, en 2014, cuando Mariano Rajoy presumió de haber salido de la crisis “sin dejar desguarnecidos a los más débiles” y manteniendo “la sanidad pública y gratuita, la educación universal y las políticas de dependencia” lo que, a su juicio, supone perseverar el “núcleo” del Estado del Bienestar.Ahora, cuatro años más tarde, parece que ese discurso está instalado en el Gobierno. Sin embargo, en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para este 2018, el Ejecutivo de Rajoy ha vuelto a olvidar la partida presupuestaria destinada a Memoria Histórica. De nuevo, al igual que en los últimos años, se destinarán cero euros. https://memoriarepressiofranquista.blogspot.com.es/2018/05/el-gobierno-repatrio-cuerpos-de-la.htm […]

  • Nadie le pidió perdón a Manuela
    par noreply@blogger.com (Jordi Grau) le 16 mai 2018 à 17:24

    http://www.foroporlamemoria.net/82-noticias/427-nadie-le-pidio-perdon-a-manuela.htmlEscrito por Juan Miguel León MoricheManuela Cabrera Rodríguez falleció el pasado 24 de abril en San Fernando, ciudad en la que vivía desde hace años con su hija y sus nietos. Manuela era una víctima del franquismo. Su madre fue asesinada en el cortijo del Marrufo cuando ella tenía poco más de tres años. El Foro por la Memoria del Campo de Gibraltar le ha dado el pésame a su hija Jacinta y demás familiares, a los que también les hemos vuelto a dar las gracias por hacer posible en su día que Manuela colaborara con nosotros en la investigación sobre lo ocurrido en el valle de La Sauceda durante los primeros meses de la guerra. Su testimonio fue muy importante para nosotros y por ello incluimos parte de él en el documental La Sauceda, de la utopía al horror. Sentimos profundamente la muerte de Manuela, que nos deja a todos un poco más huérfanos y que hace más dolorosa la herida abierta que siguen teniendo en este país miles de víctimas del franquismo. Manuela se ha muerto y nadie le ha pedido perdón. No se lo pidieron los que mataron a su madre y a centenares de personas en el Marrufo. No se lo pidió José Robles Alés, teniente de la Guardia Civil que cada día elaboraba allí la lista de personas que iban a ser fusiladas a la mañana siguiente. No se lo ha pedido la Guardia Civil, institución que estaba al mando del cortijo cuando las fuerzas franquistas lo convirtieron en campo de concentración y exterminio de los supervivientes del bombardeo e invasión de La Sauceda. No se lo ha pedido el Ministerio del Defensa ni el de Interior, ni ningún otro organismo del Estado español, que aún conserva en sus aparatos muchos defensores y apologetas del franquismo y sus crímenes. No se lo ha pedido ningún Gobierno, ningún Parlamento y ningún Ayuntamiento. Manuela ha muerto y la ignominia sobre las víctimas del franquismo se hace más grande. Ni el Foro por la Memoria del Campo de Gibraltar ni otras asociaciones similares en España tienen el apoyo mediático y político que tienen, por ejemplo, las asociaciones de víctimas del terrorismo de ETA. Pero la falta de altavoces e influencias no resta justicia y razón a nuestras reivindicaciones.  Y desde la firmeza de nuestras convicciones decimos que estamos hartos de ese mal trato que nos suelen prestar los grandes medios de comunicación. Como estamos hartos de que cada vez que un periodista entrevista a una persona con un familiar asesinado o encarcelado por el franquismo le pregunte si les mueve el revanchismo. Esa pregunta está fuera de lugar y revela que quien la hace, en el mejor de los casos, ha interiorizado o asimilado, sin saberlo, la posición que ha permitido la impunidad de los asesinos y los verdugos. Está hecha como para dejar claro que no queremos molestar, que no queremos abrir viejas heridas, cuando las heridas no se pueden abrir porque es que nunca se cerraron. Ese discurso amable de la equidistancia, eso de que en la guerra todos mataron por igual, que es lo que se impuso en la transición, es tremendamente injusto además de históricamente falso. ¿Sería correcto preguntarle a la hermana de Miguel Ángel Blanco, o a las hijas de Ernest Lluch si los mueve el revanchismo, o el deseo de venganza cada vez que salen en televisión o en la prensa? ¿Verdad que esa pregunta estaría fuera de lugar? ¿Qué pensaría la gente si los asesinos de Miguel Ángel Blanco o los de Ernest Lluch no solo no hubieran sido identificados, detenidos ni juzgados, sino que encima las autoridades las hubieran amnistiado antes de juzgarlas y a quienes se les ocurriera criticar esa amnistía la autoridad y su coro mediático los acusara de vengativos o guerracivilistas? Pues ésa es la situación de quienes buscan a sus padres o abuelos desaparecidos en la guerra, víctimas del fascismo. El Estado ni ha buscado ni ha encontrado a los cadáveres, no ha esclarecido lo ocurrido ni ha hecho justicia y encima las familias ven que cada dos por tres se pone en duda su derecho a la verdad, la justicia y la reparación. Sobre el desamparo, criminalización de las víctimas. El mundo al revés. El testimonio que Manuela Cabrera dio para el documental sobre La Sauceda revela la dimensión y la permanencia aún del terror franquista en mucha gente. No sólo exterminaron a toda una generación de españoles sino que a sus familiares directos les metieron el miedo en el cuerpo para siempre. Manuela recordaba que un día lluvioso llegó en brazos de su madre a las puertas del cortijo del Marrufo. Recordaba Manuela que su madre y su padre entraron allí y que ella y sus siete hermanos se quedaron esperando en la puerta. Al rato su padre salió pero su madre no. Ya nunca más la volvió a ver. Durante toda su vida cuando alguien le preguntaba por su madre ella siempre decía, hasta el final de sus días, que no la conoció porque murió en su parto. Por miedo, por terror, para no señalarse como hija de republicanos, porque en su casa, en los años del hambre y la miseria, todo era miedo, tristeza y dolor. "Es que mi padre nunca ha dicho nada y a mi hermana mayor siempre la he conocido llorando, siempre llorando", dice ella en el documental. Manuela Cabrera Rodríguez vivió con miedo desde que tuvo conciencia de sí misma. A ella no se le debió preguntar nunca si quería vengar la muerte de su madre. Es una indecencia más que las víctimas del franquismo siguen sufriendo. Ella y ellas, todas, tienen derecho a saber, a que se juzgue y condene a los culpables del asesinato de sus familiares. Y también a no ser molestadas con preguntas inoportunas, y a sentir rencor y a no perdonar. ¿Quién se atreve a decirle a una víctima de genocidio que no odie a los asesinos de sus padres? Ésa es una cuestión íntima, personal en la que no entramos, y cada uno la vive como quiere. Manuela era una persona bondadosa y dulce a la que nunca vamos a olvidar. Amable y de buen carácter, se le notaba todo lo que había sufrido en la vida. La primera vez que fue con su hija y su yerno, hace ya muchos años, al cortijo del Marrufo se quedó en el coche, aparcado frente a la verja de entrada. Llevaba un ramo de flores y se lo dio a su hija para que lo tirara por el campo. Le daba miedo bajarse y pisar el suelo donde su madre había sido asesinada y enterrada clandestinamente. Aunque se le dijera que el cortijo tiene 800 hectáreas, podían más el miedo y la posibilidad de pisar sus huesos. Manuela murió sin saber dónde están los restos de su madre, pero en 2012 participó en el funeral laico y el homenaje que les hicimos a las veintiocho personas cuyos restos exhumamos en El Marrufo el verano de aquel año. Y pudo enseñarle a su nieto el nombre de su bisabuela escrito en la fachada del pequeño mausoleo del cementerio rehabilitado de La Sauceda. Como Manuela entonces, en el ámbito de lo privado, todas las víctimas del franquismo necesitan hoy un enorme abrazo, mucho cariño y que las liberemos del miedo. Y en el de lo público, verdad, justicia y reparación. A Manuela nunca le faltó, desde que la conocimos, nuestro abrazo sincero. Y algunas alegrías pudimos compartir con ella.Con el recuerdo de los buenos momentos vividos juntos nos quedamos. Y con nuestro compromiso permanente. Por ella y por ellas, vamos a seguir luchando. […]